Machucado y sonriente compareció a su formalización el terrorista noruego que sólo pudo matar a su hermanastra

Philip Manshaus, luego de asesinar a su familiar, intentó atacar una mezquita en Noruega, pero fue reducido por un grupo de fieles que estaba rezando.

Por Sebastian Foncea

El hombre acusado de tratar de cometer un ataque terrorista contra una mezquita de Oslo, y quien además asesinó a su hermanastra adolescente, fue formalizado luciendo golpes y rasguños en el rostro.

El sospechoso no habló, y su abogada Unni Fries dijo que "usará su derecho a guardar silencio por ahora".

Philip Manshaus, de 21 años, fue arrestado el sábado después de ingresar a una mezquita en Baerum, un suburbio de Oslo, donde tres hombres se preparaban para las celebraciones musulmanas Eid al-Adha del domingo. La policía dijo que esgrimía armas y se dispararon varios tiros, pero no especificó qué tipo de arma se utilizó. Una persona resultó levemente herida antes de que varias personas dentro del Centro Islámico Al-Noor retuvieran al sospechoso hasta que la policía llegó a la escena.

Posteriormente, la policía allanó la casa del sospechoso y encontró el cuerpo de su hermanastra, de 17 años.

Por su parte, el jefe de la agencia de seguridad nacional dijo que las autoridades recibieron una "vaga" pista hace un año sobre el presunto atacante de la mezquita en Oslo, pero no fue suficiente para actuar porque las autoridades no tenían información sobre ningún "plan concreto" de ataque.

Hans Sverre Sjoevold dijo en conferencia de prensa que la agencia recibe muchos avisos de personas sospechosas todos los días y que la información "no iba en la dirección de un plan terrorista inminente".

La abogada Fries se negó a hacer comentarios sobre los reportes difundidos en la prensa local de que el sospechoso se inspiró en los tiroteos en Nueva Zelanda, donde un hombre armado mató a 51 personas en marzo, y el del 3 de agosto en El Paso, Texas, que dejó al menos 22 muertos.

El sospechoso sonrió cuando apareció en el tribunal con moretones debajo de ambos ojos y rasguños en la cara y el cuello. La policía informó que el acusado estaba dispuesto a causar muertes y más heridos, pero no pudo porque la gente dentro de la mezquita ayudó a neutralizarlo.

Dagbladet, uno de los periódicos más grandes de Noruega, informó que el día del ataque, Manshaus escribió en internet que había sido "elegido" por "Saint (Brenton) Tarrant", el pistolero de Christchurch.

 

La primera ministra Erna Solberg dijo que el plan del atentado era un “ataque directo contra los musulmanes noruegos”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo