Alberto Fernández no es muy diplomático: dijo que Bolsonaro es "misógino" y "racista"

El probable próximo presidente de Argentina también se refirió al informe de Bachelet sobre Venezuela y calificó al gobierno de Maduro de "régimen autoritario".

Por Sebastian Foncea

Hasta el domingo Alberto Fernández para muchos era un títere que usaba Cristina Fernández para volver al poder, camuflada como vicepresidenta, pero luego de la masacre electoral que le dio a Mauricio Macri en las primarias (47,3% v/s 32%) el peronista se creyó el cuento y ahora entró a las grandes ligas al enfrentarse el mandatario de Brasil.

Ayer Jair Bolsonaro declaró que ojalá su país no se llenara de inmigrantes provenientes de Argentina, dado el desplome económico que generó el triunfo de los Fernández, y por eso el brasileño invitó a votar por el actual presidente argentino que va por la reelección.

En una entrevista con los periodistas María O'Donnell y Ernesto Tenembaum, la respuesta de Alberto Fernández no se dejó esperar. "Celebro que Bolsonaro hable mal de mí. Es un misógino, un racista. Yo lo único que le pido es que deje a Lula en libertad. Con Bolsonaro no tengo problema en tener problemas", dijo el candidato argentino, que pidió la excarcelación del ex presidente brasileño condenado por corrupción.

"Siempre nos vamos a llevar bien con Brasil, pero Bolsonaro es una coyuntura en la vida de Brasil, como Macri lo es para la Argentina. Todo lo que está diciendo Bolsonaro es un enorme disparate", agregó

bolsonaro AP

También Fernández se distanció del gobierno de Caracas, y de la hipótesis sobre la emigración de Argentina que causaría su gobierno. "Yo tampoco soy Venezuela, nunca lo fui, hasta que a Macri se le ocurrió repetir esta cantinela", dijo.

Sobre los atropellos a los derechos humanos de la dictadura chavista, Fernández se refirió al informe de la Alta Comisionada de los DDHH. "Me preocupa lo que ha dicho Michelle Bachelet . Eso es una gravedad enorme, tenemos que recomponer la institucionalidad en Venezuela y Nicolás Maduro no lo está garantizando".

Además, con muy poca diplomacia, opinó que a su juicio"Donald Trump no es un buen líder para el mundo, pero tal vez lo es para los americanos porque protege mucho los intereses de Estados Unidos. Muchas veces, cuando proteges con tanto ahínco lo tuyo, te convertís en un enemigo para los demás".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo