La venganza de Trump no resultó: EEUU quería frenar liberación de petrolero iraní pero Gibraltar lo liberó

Grace 1 llevó a Irán a retener al petrolero de bandera británica Stena Impero

Por AP

Estados Unidos intentó extender el jueves la detención de un superpetrolero iraní detenido en Gibraltar por violar supuestamente las sanciones internacionales sobre envíos de petróleo. Sin embargo, el territorio británico lo liberó haciendo caso omiso a los estadounidenses.

La petición norteamericana habría frustrado los esfuerzos de las autoridades en Londres y en el territorio británico para aliviar las tensiones con Irán.

El gobierno de Gibraltar confirmó los reportes de medios de comunicación que apuntaban que las autoridades norteamericanas solicitaron ampliar la detención del Grace 1, lo que hizo que la Corte Suprema gibraltareña aplace su decisión sobre el petrolero hasta más tarde en el día.

"El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha solicitado incautar el Grace 1 en base a una serie de acusaciones, que están siendo consideradas ahora”, señaló el comunicado del gobierno. La revisión del caso tendrá lugar a las 16:00 horas, agregó.

El Departamento de Justicia estadounidense no respondió de inmediato a una petición de comentarios.

Por su parte, la Oficina de Exteriores británica señaló en un comunicado que las “investigaciones realizadas en torno al Grace 1 son asunto del gobierno de Gibraltar", y dijo que no podía ofrecer más datos porque la pesquisa sigue en marcha.

La polémica

La detención del Grace 1 llevó a Irán a retener al petrolero de bandera británica Stena Impero. Los analistas esperaban si Gibraltar dejaba libre al superpetrolero, la República Islámica pudiese tomar una decisión similar con respecto al Stena Impero.

En las últimas semanas, la región del Golfo Pérsico registró seis ataques contra petroleros _ de los que Washington culpa a Irán _ además del derribo de un dron de vigilancia estadounidense por parte de las fuerzas iraníes.

Teherán, que negó estar detrás de los ataques a los petroleros, también retuvo a mercantes.

El Grace 1, con 2,1 millones de barriles de crudo iraní a bordo, fue apresado el mes pasado en una operación en aguas gibraltareñas en la que participó la Marina Real británica. Se sospecha que el barco violaba las sanciones de la Unión Europea sobre el envío de petróleo a Siria y el incidente agravó las tensiones internacionales en el Golfo Pérsico. Irán calificó el incidente de “acto de piratería”.

El gobierno de Gibraltar, por su parte, dijo que está tratando de reducir la tensión en torno al Grace 1.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo