Más que Trump y Groenlandia: Países que han comprado parte de su terreno a otros

Donald Trump mostró su interés en comprar la isla más grande del mundo, Groenlandia. Le dijeron que no, pero ¿sabes cuáles otros territorios fueron parte de otros países?

Por Constanza García Tironi

La compra de terrenos era una práctica muy común en el siglo XIX y el país de Trump compró más de la mitad de su territorio actual durante el siglo XIX, 5.056.800 km2 de los 9.147.593 que tiene actualmente bajo su soberanía.

Una de las compras más grandes que realizó fue después del término de la Guerra Mexicana y con el Tratado de Guadalupe Hidalgo en 1848. México vendió por US$15.000.000 a EE.UU 1.360.000 km2, que son los actuales estados de Arizona, California, Nevada, Nuevo México, Texas, Utah y parte de Colorado. ¡El total del territorio es más del doble que todo Chile!

A principios de siglo, en 1803 Washington compró 2,140,000 km2 a Napoleón. La Venta de Luisiana incluyó 15 estados actuales de EE.UU y dobló el tamaño del territorio del país del norte.

A mediados del siglo XIX, Estados Unidos compró 78.000 km2 más a México con el Tratado de La Mesilla, sumando territorio al sur de Arizona y Nuevo México.

Otra de las compras más recordadas es la de Alaska. En ese tiempo, el imperio ruso, vendió el terreno de 1.518.800 km2 en 1867 a Estados Unidos por 7.200.000 dólares.

Con Groenlandia no es la primera vez que Dinamarca y Estados Unidos tienen temas territoriales. En 1917 en plena Primera Guerra Mundial, EE.UU compró las Indias Occidentales Danesas, hoy conocidas como las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. Por medio del Tratado de las Indias Occidentales Danesas, la compra se llevó a cabo por US$25.000.000.

Otros países que también han comprado tierras

España vendió a fines del siglo XIX Palau y las islas Caroline y Marianas a Alemania. Un total de 1.160 km2 por 25.000.000 pesetas españolas. El valor actual de esas 25 millones de pesetas de 1899 no es muy claro.

Una de las últimas ventas que se hizo fue en 1947. La Unión Sovietica compró a Finlandia después de la Segunda Guerra Mundial, 176 km2 del área de Jäniskoski-Niskakoski en Laponia. El fin de la compra por parte de los soviéticos era para el desarrollo de la planta hidroeléctrica Jäniskoski.

A pesar de las polémicas, Donald Trump no es el primer presidente de los Estados Unidos que tiene interés en comprar la isla de Dinamarca. Harry Truman en 1947 ofreció 100 millones de dólares por Groenlandia, pero también fue rechazada la oferta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo