Columna: Grazie, pero no

Alexis y Vidal, ¡están en el Manchester United y en el Barcelona! ¡Quédense a pelearla! Tal como hizo el “quinto delantero” Iván Zamorano en el Real Madrid, antes de ponerse la “1+8” del Inter.

Por Juan Ignacio Gardella

“Quiero ganar todo, para eso vine”. Con esa declaración para El Gráfico Chile, en febrero del 2018, Alexis Sánchez explicaba por qué había decidido marcharse de un equipo como el Arsenal, acostumbrado a pelear por copas secundarias en los últimos tiempos, para fichar por el Manchester United, que lo contrataba como su bastión para revivir glorias pasadas.

“Yo quiero ganar la Champions, no una, sino varias veces”. Con esa frase para este mismo medio, en septiembre, Arturo Vidal dejaba claro que el gran objetivo que le quedaba en Europa era levantar la Orejona, la cual le había sido esquiva con el Bayern Munich, pero que se veía al alcance de la mano con el todopoderoso Barcelona de Lionel Messi.

Ha pasado un año y, según informan desde el Viejo Continente, los dos máximos cracks nacionales parecen estar de salida en sus respectivos clubes, sin cumplir sus metas principales. Para peor, el destino de ambos sería el Calcio, de capa caída desde hace bastantes años, sin títulos de la Liga de Campeones desde hace una década.

Más allá de la llegada de Cristiano Ronaldo, los mejores jugadores del mundo evitan la Serie A italiana, donde la Juventus ha mandado sin contrapeso en este decenio. Hace rato que el Inter, donde suenan fuerte los dos chilenos, viene prometiendo dar pelea, pero si contrata a los desechados de la Premier League y de la Liga de España, difícilmente podrá conseguirlo.

Maravilla tiene la pista libre para hacerle honor a su apodo en Old Trafford y no ser recordado como uno de los peores fichajes en la historia del club, lo que se sumaría al rechazo de los hinchas de los Gunners por su “traición”. Si se pone las pilas, el tocopillano debería ser titular y figura en los Diablos Rojos, donde no hay nombres estelares como los de antaño.

A su vez, el Rey tiene el fútbol y la personalidad para ganarse un lugar en el Camp Nou y por fin coronarse en el torneo que tanto le quita el sueño, y, de paso, no “traicionar” a los tifosi de la Juve, que lo idolatran. Por más mediocampistas talentosos que tenga el Barça, ninguno aporta el despliegue defensivo-ofensivo del nacido en San Joaquín.

Quédense a pelearla, tal como hizo el “quinto delantero” Iván Zamorano en el Real Madrid, antes de ponerse la “1+8” lombarda. Grazie, pero no.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo