Lanzando misiles, ¿qué quiere demostrar Estados Unidos?

Más de treinta años después, EE.UU hace prueba con misiles cohetes en la costa de California.

Por Constanza García Tironi

La prueba se realizó con una modificación de los misiles crucero Tomahawk con ojivas convencionales, no con las versiones nucleares. Fue disparado desde la isla San Nicolás frente a la costa de California marcó la reanudación de una carrera armamentista que algunos analistas temen podría incrementar las tensiones entre Estados Unidos y Rusia. El gobierno de Donald Trump ha dicho que sigue interesado en un control de armas útil, pero cuestiona la disposición del Kremlin para adherirse a sus compromisos en los tratados.

En 1987, a finales de la Guerra Fría, los presidentes de la Unión Soviética y Estados Unidos, Gorbachov y Reagan, firmaron el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio que oficialmente tendría su fin después de que la potencia norteamericana hiciera su primer ensayo oficial con un misil de crucero este domingo 18 de agosto.

El misil habría violado el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) de 1987, que prohibía todos los tipos de misiles cuyos alcances oscilaran entre 500 kilómetros (310 millas) y 5.500 kilómetros (3.410 millas). Estados Unidos y Rusia se retiraron del tratado el 2 de agosto, luego de que Washington acusara a Moscú de no estar dispuesto a dejar de violar los términos del tratado. Por su parte, el gobierno ruso acusó a la Casa Blanca de violar el acuerdo.

Una de las razones por la que se había tomado la decisión de prohibir estos misiles de rango intermedio es por su trayecto de vuelo muy corto que deja poco espacio para la reacción. Estos misiles, conocidos popularmente como Tomahawk, han estado entre los armamentos de las guerras del Golfo Pérsico, Afganistán e Iraq, pero sin su capacidad nuclear. Rusia los usó para el reciente bombardeo en la guerra de Siria.

El presidente Donald Trump ha causado reacciones en la comunidad internacional después de sus comentarios sobre su interés de comprar Groenlandia y ahora reactiva las pruebas armamentistas, lo que lleva a preguntarse ¿estaremos cerca de otra guerra fría?

El sociólogo y analista internacional, Raúl Sohr habló con Publimetro y señaló: “yo creo que la coyuntura es completamente distinta. Estados Unidos tenía una hegemonía genuina, es decir, supremacía militar, económica, diplomática, en todos los campos. Sin embargo, hoy EE.UU a diferencia de antes lo está tratando de lograr de una forma defensiva”.

El rearme armamentista estadounidense preocupa al resto de la comunidad internacional, pero de acuerdo con Sohr: “EE.UU no tiene la capacidad de imponer una división como la cortina de hierro que hubo durante la Guerra Fría”.

El Pentágono ha dicho que también planea probar otros misiles de alcance intermedio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo