Mató a un niño de 3 años lanzándolo a un lago porque “quería hacer espacio” en casa para el supuesto hijo que esperaba con su novia

Pasará el resto de su vida en prisión y no podrá optar a libertad condicional.

Por Camilo Henríquez

Un hombre de 21 años pasará el resto de su vida en prisión y no podrá optar a libertad condicional tras ser encontrado culpable del asesinato de un niño de 3 años porque “quería hacer espacio” en casa para el supuesto hijo que esperaba con su novia.

El 17 de agosto de 2015, Bobby Woods Jr., que en ese momento tenía 17 años, llevó al pequeño Mason Cuttler a un lago cercano a su casa en la ciudad de Lufkin, Texas.

El sujeto empujó al pequeño al agua, le dio la espalda, se fue caminando e hizo oídos sordos a los gritos y pedidos de ayuda del niño, apunta New York Daily News.

Mason Cuttler, cuyo cuerpo fue encontrado un día después de su desaparición, era el sobrino de la la novia de Woods Jr., Billie Jean Cuttler, y ambos vivían en una casa junto a varios miembros de la familia de la joven.

Cuando fue detenido por la policía, el joven les dijo que su pareja estaba embarazada y que como vivían con mucha gente, “quería hacer espacio” para su hijo que estaba por nacer. Sin embargo, exámenes posteriores demostraron que su polola nunca estuvo en estado de gravidez, afirma People.

Además, Woods Jr. le contó a los uniformados que su novia “quería que el niño muriera” y al final la joven terminó declarándose culpable de “ conspiración para cometer asesinato”.

Billie Jean Cuttler llegó a un acuerdo con la fiscalía y sólo pasará 20 años tras las rejas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo