Uno de los lugares más fascinantes y enigmáticos del mundo: así es el misterioso lago helado que escupe restos humanos a la superficie una vez al año

Un nuevo estudio sobre por qué el lago lanza a la superficie restos humanos logró lo imposible: convertir todo en un misterio aún mayor.

Por Christian Monzón

El lago Roopkund se encuentra a cinco mil metros de altura en el Himalaya. Es considerado uno de los lugares más fascinantes del mundo, considerado que se encuentra oculto para la mayoría de las personas, siendo un escenario de enorme belleza.

Sin embargo, también es uno de los parajes más misteriosos del planeta, ya que una vez al año comienza a escupir restos humanos a la superficie.

Según informa Gizmodo, los primeros antecedentes sobre esta situación datan a finales del siglo XIX, cuando se descubrió que durante un mes en pleno deshielo del lago, emergen partes de cuerpos de personas. Y no solamente unos pocos, sino que varios y todos los años.

Las teorías

El hallazgo de esta situación comenzó a dar diversas interrogantes. Primero se creyó que eran restos de los soldados japoneses que murieron mientras huían en la Segunda Guerra Mundial.

Esto luego fue descartado cuando se encontró documentación que confirmaba que esta situación ocurría de antes de esa fecha. Ante esto, se vieron otras opciones.

Guerreros de Cachemira que regresaban de la batalla del Tíbet en 1841, alguna epidemia que causó una gran mortandad o bien, un suicidio masivo de una desconocida comunidad.

Frente al misterio existente, National Geographic fue el 2004 a investigar los restos, logrando la primera hipótesis científica ante lo que ocurría en el lago.

¿Quiénes eran los que murieron allí?

Los expertos se llevaron al menos 30 esqueletos al Centre for Cellular and Molecular Biology de Hyderabad en India para hacer pruebas de ADN, mientras que se enviaron muestras al Radiocarbon Accelerator Unit de la Universidad de Oxford.

Los resultados sorprendieron a todos, ya que se determinó que los restos databan del 850 DC, siendo las osamentas de dos grupos distintos: una familia o tribu en la que estaban todos relacionados, y un segundo grupo algo más pequeño, creyéndose que se trataba de personas contratadas para trabajar cargando cosas.

Todos ellos murieron de forma similar, presentando su cráneo indicios de golpes en la cabeza, los cuales no habían sido ocasionadas por armas. Además, aparte de la cabeza también existían lesiones similares en los hombros, pero en ninguna otra parte del cuerpo.

Esto llevó a que se determina que las heridas fueron causadas por algo que cayó desde el cielo, por lo que se teorizó que al menos 200 personas murieron tras la devastación causada por una tormenta de granizos repentina, que pilló desprevenidas a las víctimas sin tener ningún lugar donde refugiarse.

El nuevo descubrimiento

Sin embargo esta hipótesis cambió sorpresivamente luego de un estudio publicado por Nature, el cual estuvo a cargo del científico Éadaoin Harney.

El equipo analizó el ADN de 38 esqueletos extraídos del lago, revelándose que en realidad los fallecidos en el lugar eran diferentes grupos, encontrándose restos que datan del 1800.

"Encontramos que los esqueletos de Roopkund pertenecen a tres grupos genéticamente distintos que fueron depositados durante múltiples eventos, separados en el tiempo por aproximadamente 1.000 años. Estos hallazgos refutan las sugerencias anteriores de que los esqueletos del lago Roopkund fueron depositados en un solo evento catastrófico", indicó el especialista.

Por ejemplo, se descubrió que el primer grupo de muertos provenía de diferentes partes de la India, quienes llegaron mil años antes que los últimos fallecidos en el lugar. También encontraron ADN de personas pertenecientes a herencia de la isla griega del Mediterráneo oriental, mientras que uno de los cuerpos tenía su origen en el sudeste asiático.

Ante estos sorprendentes resultados, los científicos hicieron mayores pruebas, probando por ejemplo los isótopos de los huesos. Todo esto confirmó que provenían de diferentes lugares, encontrándose también variaciones en las dietas de las personas.

De esta manera el misterio creció ya que no se sabe bajo que circunstancias murieron personas durante un período de mil años en el lugar, quedando los restos en el lago que una vez al año escupe las osamentas para recordar diferentes tragedias que ocurrieron en la zona y que nadie sabe cómo ocurrieron.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo