'Free Meek' pone al sistema judicial a prueba

Hablamos con el investigador Tyler Maroney sobre el nuevo documental de Amazon 'Free Meek' y las injusticias que han seguido al rapero de Filadelfia durante más de una década

Por Pat King

El rapero de Filadelfia Meek Mill nunca pensó que una condena por posesión de armas de fuego a los 18 años llevaría a una vida de vigilancia constante y de hostigamiento por parte del sistema judicial estadounidense. Pero esa ha sido su vida durante los últimos 14 años, ya que un juez demasiado severo usó tecnicismos dudosos como violaciones de la libertad condicional que le han hecho entrar y salir de la cárcel. En 'Free Meek', la nueva serie documental de cinco partes de Amazon Prime, Tyler Maroney y Luke Brindle-Khym de la firma de investigación QRI, la misma que ayudó en la investigación del documental "The Case Against Adnan Syed", se sumergió profundamente en el caso de Meek hasta su liberación de la prisión en 2018. Hablamos con Maroney sobre el trabajo con Meek y los problemas profundamente arraigados que deben ser resueltos en el sistema de justicia penal de EEUU.

¿Qué fue lo que inicialmente atrajo a su empresa de investigación a este proyecto?

Tyler Maroney: Recibimos el encargo de Roc Nation porque tenían a un artista, Meek Mill, que había sido arrestado y literalmente metido en prisión por una violación de la libertad condicional. Roc Nation y todos los amigos, familiares y defensores de Meek estaban completamente conmocionados por la severidad de ese castigo por una violación tan leve de la libertad condicional que decidieron que querían acumular todos los recursos que pudieran para ayudarlos. Uno de esos recursos éramos nosotros. Nos trajeron a la mesa porque nuestra firma privada de investigaciones se especializa en trabajos de investigación que apoyan la mentalidad de defensa criminal. Así que nos vemos de muchas maneras como contrarios a los registros oficiales. Hemos trabajado con organizaciones que luchan contra convicciones erróneas como –la ONG– Innocence Project. Y hemos trabajado con empresas de derechos civiles y otras organizaciones sin fines de lucro que están establecidas para corregir los errores del sistema de justicia penal. En muchos sentidos, nuestra mentalidad encaja bien con esta tarea. Fue un caso desafiante, fascinante y, en última instancia, exitoso.

¿Cree usted que los documentales de investigación sobre el crimen real en la era del streaming son ahora herramientas útiles para ayudar a energizar al público a exigir justicia en casos de condenas injustas? ¿Las ve como una nueva forma de control y equilibrio en el sistema de justicia?

Tyler Maroney: Me encanta esa pregunta porque en muchos sentidos, sí. En un extremo del espectro hay una gran cantidad de "verdadero crimen sucio", y en el otro extremo hay películas como "Free Meek" y otras películas como "The Jinx", por ejemplo. No necesariamente está iluminando el sistema de justicia penal, pero están revelando información que los medios de comunicación no han tenido los recursos o el motivo para revelar. Con respecto a los documentales que son tan bien producidos y que cuentan la narración de una manera tan convincente como lo hace "Free Meek", nos permite contrarrestar el registro oficial que puede no ser exacto desde el exterior. La gente habla de querer hacer un cambio en la sociedad, a menudo piensan en escribirle a su congresista o votar por nuevos legisladores. Que es, por supuesto, una herramienta valiosa. Pero si eso no funciona en el ambiente actual en el que nos encontramos, en el que tenemos un presidente y tenemos funcionarios electos que están haciendo retroceder la reforma de la justicia penal, son las investigaciones como la nuestra, las mentes legales como las de los abogados de Meek y los documentales como "Free Meek" las que pueden, esperamos, abrir los ojos de la gente e inspirar al electorado para que piense largo y tendido sobre lo que pueden hacer para corregir el tipo de errores que Meek tuvo que sufrir.

¿Crees que el caso de Meek fue afectado negativa o positivamente dado su perfil como rapero?

Tyler Maroney: Es difícil imaginar que esto tuviera un impacto negativo porque no sólo la historia de Meek es convincente, sino que es alguien que luchó contra los errores percibidos y su caso fue anulado. Así que, él prevaleció en el sistema de justicia criminal. Luego, literalmente, puso su dinero donde estaba su boca y ayudó a formar una organización sin fines de lucro llamada The Reform Alliance con muchos otros contribuyentes, porque tiene muchos otros amigos ricos que creen en esta causa. No sólo llamó la atención su caso simbólico, sino que está ayudando a aportar recursos que van a ser utilizados para empezar a luchar contra el tipo de injusticias que él mismo sufrió, porque reconoce que este sistema afecta desproporcionadamente a muchos estadounidenses, en su mayoría negros.

¿Qué esperas que la gente se vaya entendiendo sobre los aspectos quebrantados del sistema penitenciario y de libertad condicional por los que tuvo que pasar Meek?

Tyler Maroney: Creo que una de las grandes ventajas es la situación de Meek, y Meek es único porque es rico y famoso por su propia cuenta, pero no es único en el sentido de que era y es un joven afroestadounidense que siente que está bajo la vigilancia de un estado policial. Él vive y vivía en condiciones intolerables y nuestra sociedad hace muy poco por ser comprensiva. Tuvo la suerte de tener el talento y el empuje para salir de eso. Pero muchos, si no la mayoría, de los que pasaron exactamente por lo que pasó Meek todavía están en prisión, o están muertos, o están en libertad condicional ahora. Supongo que la esperanza es que esta investigación que condujo a la libertad de Meek, que condujo a este tipo de medios de comunicación, que llevó a la filmación de Amazon, inspire a otros a mantener esa esperanza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo