Armada española detonó el proyectil de la Guerra Civil y apenas salieron burbujitas

Los expertos trasladaron la bomba a un lugar seguro alejado de la playa de Barcelona a 45 metros de profundidad.

Por Sebastian Foncea

El domingo la plaza San Sebastián, de Barcelona, fue evacuada en plena temporada estival porque un buzo que andaba de paseo encontró a 25 metros de la orilla un explosivo que habría sido lanzado durante la Guerra Civil española, que ocurrió entre 1936 y 1939.

El proyectil tenía 70 kilos de trilita, un explosivo muy volátil, y expertos de la Armada se encargaron de trasladarlo y hacerlo explosionar.

Para mover la bomba los efectivos usaron globos de elevación, la trasladaron hacia mar adentro para luego sumergirla a 45 metros. A las 15.35 la hicieron detonar y una hora después la playa fue reabierta, para alegría de los turistas.

Desde la orilla la explosión fue prácticamente imperceptible, sólo salieron unas burbujas, y la misión de los marino luego fue comprobar si habían quedado esquirlas que pudieran afectar a las personas, para después autorizar el funcionamiento de la playa.

El proyectil era del año 1936 y es habitual encontrar artefactos similares en la costa catalana, especialmente en la zona del Garraf, donde se lanzaron muchas bombas durante la Guerra Civil, que enfrentó a los republicanos con nacionalistas, siendo los últimos los vencedores que impusieron la dictadura de derecha de Francisco Franco, que gobernó hasta su muerte en 1975.

Proyectiles como el que fue encontrado se han solidificado con los años a la roca en el fondo del mar, lo que dificulta su detección y son confundidos fácilmente con las rocas del fondo del mar.

El explosivo medía un metro diez de largo y 80 tenía centímetros de perímetro, y fue encontrado a 25 metros de la playa por un agente fuera de servicio del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, que se estaba bañando en el lugar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo