Astronauta Anne McClain: la primera delincuente espacial alega inocencia

La mujer usurpó la cuenta bancaria de su ex mientras estaba en la Estación Espacial Internacional orbitando la Tierra.

Por Sebastian Foncea

La astronauta estadounidense de la NASA, Anne McClain, y Sumer Worden se casaron el 2014 y tuvieron un hijo, que la segunda concibió por fertilización en vitro, y luego de su divorcio ambas mujeres están peleando la custodia del menor.

La mala relación entre ellas siguió, a pesar que Anne dejó el planeta y estaba a cientos de kilómetros orbitando la Tierra en la Estación Espacial Internacional, en donde permaneció 203 días, hasta que regresó en junio de este año.

El hecho que hizo noticia en todo el mundo tiene relación con que la astronauta se habría convertido en la primera persona en cometer un delito comprobado en el espacio, porque habría usurpado la identidad de su ex y accedido de forma irregular a los registros financieros de Summer.

La supuesta víctima al enterarse del delito denunció a Anne ante las autoridades de la Comisión Federal de Comercio, y comenzó una investigación que podría decretar efectivamente que la astronauta fue la primera delincuente espacial, y no como ella quería, ser la primera mujer en realizar una caminata espacial, porque estaba destinada para eso pero un problema con el traje espacial se lo impidió.

Ante las acusaciones la astronauta no aguantó más y sacó la voz. ""No hay nada de cierto. Estamos pasando por una dolorosa separación personal que ahora por desgracia está en los medios de comunicación. Valoro el apoyo que he recibido y me reservo cualquier comentario hasta que termine la investigación. Tengo confianza total en el proceso de la Oficina de Inspección General", dijo la astronauta.

Según el abogado de Anne, su clienta no cometió ningún delito y accedió a los registros bancarios mientras estaba a bordo de la Estación Espacial Internacional para vigilar la cuenta conjunta de la pareja, como lo hacía durante su relación.

 

Jurisdicción de EEUU.

La abogada experta en derecho internacional, Isabela Ardalán Espinel, declaró al diario El Tiempo sobre quién debe juzgar el supuesto delito, porque no existe una jurisprudencia al respecto.

Ardalán ratificó que hasta la fecha no hay precedentes de algo similar, y dijo “se deben tener en cuenta los criterios establecidos por los tratados y principios de Naciones Unidas sobre el Espacio Ultraterrestre, de 1967, y sobre todo el Acuerdo Integubernamental de la Estación Espacial Internacional, de 1998, en el que se estableció que los estados asociados mantendrán la jurisdicción y control sobre los elementos y el personal de su país que estén en en la nave, y que a sus nacionales les aplicarán la ley de origen de su país”.

“Por lo tanto, en el caso presentado, todos los criterios señalan que la ley aplicable es la de EEUU. La astronauta es estadounidense, estaba en un módulo de la Nasa, y el banco y correo electrónico usado son de EEUU”, explicó.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo