Reciclaje de cabos sueltos en la Patagonia gana concurso latinoamericano

El programa "Atando cabos" que está limpiando la Patagonia se impuso en la categoría "Océanos" de los Premios Latinoamérica Verde 2019.

Por Consuelo Rehbein

Fueron 2.332 proyectos provenientes de 35 países, los que recibió la organización de los Premios Latinoamérica Verde. La entrega de los reconocimientos se celebró en Guayaquil, Ecuador y al escenario principal se subieron varios chilenos a recibir un galardón. Pero en la categoría "Océanos" brilló un proyecto que está limpiando la Patagonia y a la vez, reciclando y elaborando productos sustentables.

Se del programa "Atando Cabos" de la empresa Comberplast. La iniciativa busca brindar un nuevo uso después de la vida útil para los cabos desechados, recolectándolos, reciclando el plástico como materia prima y produciendo nuevos productos duraderos, no desechables y totalmente reciclables.

cabos Gentileza

Los cabos, son las ataduras de los barcos, y con ellos, se están creando objetos como pallets de plástico, cajas de plástico, contenedores de basura, útiles para las mismas industrias y comunidades. Todo, a través de un modelo de economía circular de colaboración.

Un proyecto para impactar

Michel Compagnon, gerente comercial de Comberplast, señaló a Publimetro que el  "proyecto tenía el suficiente grado de madurez e impacto por lo que decidimos presentarlo.

En Chile hemos obtenido varios reconocimientos por Atando Cabos u otras iniciativas de Comberplast, pero queríamos tener un logro internacional".

Además, Compagnon destaca como clave que "nosotros no hacemos ningún plástico de un solo uso". Lo más complejo de reciclar cabos fue el hecho de que no están fabricados de un solo tipo de plástico y que "están fabricados para no ser cortados".

Los Óscar de la sustentabilidad

"Participar de los Premios Latinoamérica Verde, considerado el premio Oscar de la sustentabilidad, comenzó el año pasado cuando quedamos finalistas", agregó el representante de Comberplast. El proyecto ha tenido un gran impacto. "El primer año nos propusimos reutilizar 800 toneladas de cabos y sólo en 2018 fueron más 1.000 las toneladas que reciclamos en nuestra planta. En 2019 el desafío es poder rescatar 2.000 toneladas desde la Patagonia y conservar esa zona mágica como siempre debió haber estado", agregó.

¿Tienen planes de sumar otros "desechos" al plan de producción? "Sí por supuesto. Vemos que existen muchas oportunidades en otras industrias y regiones. Nos interesa construir un modelo que cambie los paradigmas de la industria del reciclaje y genere los incentivos para que se reciclen los plasticos descartados masivamente que tienen impacto ambiental", concluyó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo