Señora salvó a su marido de ser devorado por una osa con un bate de béisbol

El animal entró junto a dos crías a la casa de la pareja en Colorado, y estaba a punto de comerse al caballero.

Por Sebastian Foncea

George Ann Field y su marido Jon Johnson estaban ordenando cachureos y viendo tele en el sótano de su casa de Colorado, EEUU, cuando sintieron ruidos del primer piso de cosas que caían de los muebles.

El hombre muy intrigado fue a ver qué causaba tanto alboroto en en la sala principal y encontró a una osa grizzly de unos 300 kilos que buscaba algo de comer junto a sus dos crías.

"Vine corriendo escaleras arriba, golpeando las paredes, haciendo mucho ruido para darle la oportunidad de salir", dijo Johnson a Inside Edition.

La mamá osa no se fue, y el caballero apenas vio a la bestia intentó dejar el lugar lentamente, per no quiso volver al sótano porque habría guiado a la mamá osa hasta donde estaba su esposa. Desgraciadamente el animal no le dio tiempo para reaccionar y altiro se abalanzó sobre el hombre.

"Ella me dio un manotazo en la cara y, a yo su vez la golpeé en la nariz. En ese momento, mi mujer estaba detrás de mí y yo quería asegurarme de que el oso no pudiera alcanzarla y comenzamos a pelar como si fuera lucha libre", contó el sobreviviente.

Como el combate era desigual, la osa estaba a punto de dejar a Jon fuera de combate, y si no fuera por su esposa habría sido el almuerzo de las peludas visitas.

George Ann contó que "busqué en el sótano y encontré el bate que guardamos ahí, lo tomé, subí y le pegué en el trasero con todas mis fuerzas. Eso es todo lo que recuerdo, fue todo muy rápido y también me acuerdo del pelaje café y el olor a oso".

Asustada por el palo, la hembra y sus oseznos dejaron la casa, mientras George Ann atendía a su marido que resultó con feos cortes que el animal le provocó en la guata y en la nariz con sus garras.

Osa4 Captura

En esta época del año los osos buscan ansiosos alimento ya que deben guardar energía para hibernar, y eso los hace más agresivos. Sobre todo una hembra con sus cachorros.

Desgraciadamente la las autoridades dieron con la mamá osa, y como la normativa lo indica la debieron sacrificar, mientras que los ositos no han sido encontrados. En caso de dar con ellos serán trasladados a un centro especializado para su cuidado.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo