El principado de Sealand: así es el "Estado" más pequeño del mundo

La micronación que se emplaza en aguas internacionales, frente a Reino Unido, alega que ha recibido reconocimiento internacional

Por Francisca Herrera

Hace exactamente 52 años el locutor de radio pirata británico Roy Bates decidió reclamar una plataforma de hormigón y acero utilizada por el ejercito británico durante la Segunda Guerra Mundial y declarar el estado soberano más pequeño del mundo.

Ubicada a 11 kilómetros al este de la costa británica, lejos de los ocho kilómetros territoriales de Reino Unido, los 550 metros cuadrados de Sealand se rigen por una monarquía parlamentaria hereditaria instaurada por el autoproclamado príncipe Bates.

El principado tiene su propia Constitución, una bandera, una moneda, una población y se sustenta con donaciones, vendiendo títulos aristocráticos, pasaportes oficiales y porciones de tierra.

Sealand Paddy Roy Bates y su esposa Joan |getty / Getty

Sin embargo, en un principio el pan no fue establecer una micronación. Bates llevaba una batalla legal con el gobierno por la transmisión de su radio pirata “Radio Essex”. Para poder continuar su proyecto, se instaló  junto su familia a finales de 1966 fuera del territorio británico en la plataforma militar, llamada en ese tiempo la Torre de Fort Roughs.

Según explican en la página oficial del gobierno de Sealand, Roy consultó con sus abogados y decidió declarar esta isla-fortaleza el estado independiente de “Sealand” acogiéndose a la “Jus Gentium” (“Ley de las Naciones”) sobre “Terra Nulus” (Tierra de Nadie). El 2 de septiembre de 1967, día del cumpleaños de su esposa Joan, instauró su micronación.

¿Qué los haría una nación?

El derecho internacional establece ciertos parámetros para considerar una zona como un Estado soberano. Por un lado, la teoría constitutiva establece que debe tener Constitución, leyes, gobierno y población.

De acuerdo con el gobierno de Sealand cumplen con los primeros requerimientos. El príncipe Michael Bates, hijo del fallecido fundador que ahora administra la micronación, señaló a la BBC que  dos personas viven permanentemente en la plataforma y que en un momento dado tuvieron unas 50 como máximo en su territorio.

Sealand captura

Por el otro lado, la teoría declarativa dicta que el país en cuestión debe contar con reconocimiento internacional. Ante este requerimiento los Bates citan dos acontecimientos que, según ellos, les da reconocimiento internacional.

Tiempo después de la ocupación de la Torre de Fort Roughs, un buque del gobierno apareció a unos 15 metros de Sealand “gritando obscenidades amenazantes”, los Bates respondieron lanzando disparos contra la proa de la máquina, que abandonó rápidamente el lugar.

Cuando Roy y Michael fueron llevados ante tribunales británicos, por su nacionalidad, en 1968 acusados de violar la “Ley de Armas de Fuego”, el juez concluyó que no tenía jurisdicción en el territorio, lo que denominan  oficialmente como una primera instancia de reconocimiento.

La segunda llegaría en 1978, cuando Alemania envió a un diplomático para negociar la liberación de uno de sus ciudadanos que participó en lo que sería un golpe fallido, según recoge BBC.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo