Ex primera dama de Honduras Rosa Elena Bonilla fue condenada a 58 años por "robarse el dinero de los niños pobres"

La esposa del ex presidente Porfirio Lobo se quedó con 500 mil dólares de donaciones internacionales para comprar zapatos a pequeños de escasos recursos.

Por Sebastian Foncea

Porfirio Lobo asumió el poder en Honduras el 2010 después de un golpe de Estado ocurrido el año anterior, y gobernó entre el 2010 y el 2014.

Su mujer, Rosa Elena Bonilla, asumió la labor de encabezar cruzadas solidarias, pero se pasó de lista, o en realidad fue una sinvergüenza, porque a días de que su marido dejara el poder traspasó a su cuenta corriente 500 mil dólares que el Estado había recaudado para un programa que le daba zapatos a los niños pobres.

Un Tribunal de Tegucigalpa dictaminó una pena de 10 años por apropiación indebida de recursos del Estado y seis años por cada uno de los ocho delitos de fraude a los que también fue condenada.

Rosa AP

La señora de 52 años está presa desde febrero del año pasado, y sus abogados anunciaron que apelarán a la Corte Suprema porque aseguran que la condenada es una blanca paloma.

El Ministerio Público encabezó la investigación denominada "La caja chica de la dama", y acusó a Rosa de quedarse con donaciones internacionales y fondos públicos destinados a programas sociales, sobre todo con la plata del programa de los zapatos.

Bonilla, para quien el Ministerio Público pedía inicialmente 77 años de cárcel, fue absuelta del delito de malversación de caudales públicos en contra de la administración pública, y sólo deberá estar presa 58 años, así que saldría libre a los 110 con toda una vida por delante.

Mientras el máximo tribunal del país analiza la apelación, la defensa pidió que la ladrona sea aislada del resto de las presas de la cárcel de mujeres de Támara, porque ha recibido varias amenazas de las otras internas que vieron como sus hijos quedaron sin zapatos por culpa de Rosa.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo