El inspirador del Payaso de "It" era aún más sanguinario y peligroso

John Wayne Gacy mató y violó a por lo menos 33 hombres jóvenes, y a la mayoría los enterró en subterráneo de su casa.

Por Sebastian Foncea

Hace unos días se estrenó la segunda parte de It, la película del payaso Pennywise basada en un libro de Stephen King, quien a su vez se inspiró en el payaso Pogo, encarnado por un hombre aún más malo llamado John Wayne Gacy.

El norteamericano nació en 1942 en Chicago, no terminó el colegio y comenzó a ganarse la vida desde joven. Trabajó un tiempo en Las Vegas vendiendo zapatos, luego regresó a su ciudad natal en donde se casó a los 22 años y para separarse cinco años después luego de ser condenado por abuso sexual de menores.

Por ese delito fue condenado a diez años, pero sólo estuvo 16 meses en la cárcel y volvió a la calle. Wayne tuvo algunos trabajos estables hasta que puso su propia compañía constructora y comenzó a disfrutar de un buen pasar con su segunda esposa, con quien se casó en 1972.

La infancia del sicópata fue problemática porque su ebrio papá le pegaba constantemente y lo trataba de "marica", además a los 11 años se pegó en la cabeza, durante mucho tiempo sufrió desmayos y el coágulo que se le formó sólo fue tratado cinco años después.

Robert Robert Piest AP

Wayne aparentaba tener una vida perfecta, junto con su "familia ejemplar" participaba activamente del partido demócrata y se caracterizaba como el payaso Pogo para animar actividades sociales.

La ropa, y sobre todo el maquillaje del payaso, de por sí daban miedo, pero una vez que se supo de las atrocidades que hizo el criminal se convirtió en el disfraz del mal.

El tipo, que medía un metro 75 y pesaba 105 kilos, secuestró, mató y violó a por los menos 33 adolescentes y jóvenes de entre 14 y 21 años desde 1972 a 1978.

La mayoría de las víctimas era heterosexual, y según un sobreviviente, el asesino en serie amarraba a sus víctimas, las torturaba de diversas formas, las sodomizaba y las estrangulaba.

El sicópata cayó porque Robert Piest, de 15 años, le contó a su mamá que tenía una entrevista con Wayne, quien le ofreció trabajar en su empresa. Cuando el joven desapareció la policía golpeó la puerta del payaso maldito, y como tenía antecedentes por abusos, la revisaron y encontraron pistas que les permitieron dar con la verdad.

Los peritos encontraron enterados en el subterráneo 24 cuerpos de 24 hombres, el asesino confesó que había lanzado otros cuatro al río Des Plaines, y que en total había matado a 33.

Durante el juicio la defensa de Pogo alegó que sufría locura, pero eso no fue considerado y fue condenado a la pena capital.

En el callejón de la muerte estuvo durante 16 años y mientras tanto se dedicó a pintar payasos, que han sido subastado en varios miles de dólares.

Sus últimas palabras fueron:"Matarme no hará regresar a ninguna de las víctimas. ¡El Estado me está asesinando! ¡Bésenme el culo! ¡Nunca sabrán dónde están los otros cuerpos!".

En 1998, durante la remodelación de la casa de la mamá del sicópata, los trabajadores encontraron osamentas que ayudaron a dar con cuatro víctimas más.

Pogo fue ejecutado con una inyección letal el 10 de mayo de 1994, y la casa en donde fueron enterrados los cadáveres fue demolida hasta sus cimientos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo