Por qué nuestros ahorros en las AFP ahora podrán ser invertidos en oro

Nuevas disposiciones normativas permitirán esta opción y además abrirán la posibilidad de ponerle algo de riesgo al fondo E para que tenga más rentabilidad.

Por Pablo Contreras Pérez

Cuando la tramitación de la reforma al sistema de pensiones sigue sin dar mayores avances en el Congreso, desde otro organismo introducen cambios al sistema que podrían implicar mejores rentabilidades para los ahorros de los trabajadores.

El martes la Superintendencia de Pensiones anunció una serie de medidas que introducirán cambios en cómo nuestros fondos se invierten, destacando particularmente dos, siendo una de ellas el oro.

¿Pero por qué antes no se pensó en el metal precioso? Gonzalo Arriaza, docente del diplomado en finanzas de Unegocios de la U. de Chile, sostiene que “antes de 2008 no habíamos experimentado una crisis como la subprime, por eso estaba pensando diversificar las inversiones solo con activos financieros para buscar rentabilidad”.

El oro siempre ha sido utilizado por personas y grandes inversionistas como un activo para refugiarse en momentos de turbulencias, las que últimamente se han acrecentado con las incertidumbres que genera la guerra comercial.

29%
se ha revalorizado el oro desde que se iniciara la guerra comercial entre China y EEUU, consigna Valencia

Por eso, para Cesar Valencia, analista económico de Alpari Chile, medidas como éstas son positivas porque “se adecuan al escenario actual que están experimentando los mercados financieros, ampliando con esto el espectro de diversificación que tiene los fondos de pensiones para invertir”.

Sin embargo, hay que aclarar que esto no significa que las AFP vayan a comprar barras de oro con nuestros ahorros, sino que se usará instrumentos llamados “Títulos Representativos de Activos”, “que son similares a los fondos mutuos, donde los costos de transacción y liquidez son mucho más bajos que comprar el oro como activo físico”, explica Valencia.

Un poco de riesgo para el fondo E

La otra medida que anunció la superintendencia es introducirle cambios a lo acotados límites de inversión que tienen las AFP en el fondo E, el más seguro de los cinco multifondos. Este se basa principalmente en renta fija como depósitos y bonos, los que se rigen por las tasas de interés. Y es ahí donde radica el incoveniente en la actualidad.

“El perjuicio que produce en los ahorros las bajas tasas, es primero su rentabilidad”, señala Valencia, añadiendo que “los fondos en renta fija real, que invierte en UF, también están rentando poco, debido a la baja inflación que existe en las economías en general”.

Por ello, “si queremos generar rentabilidades suficientes para cumplir con los compromisos de pensiones para las personas, no solo hay que generar rentabilidades de los fondos riesgosos, sino que también en los más seguros”, indica Arriaza, para quien esta medida también es adecuada en el contexto económico actual.

Pero ¿de cuánto riesgo estamos hablando para el más seguro de los multifondos? La superintendencia aseguró que se permitirá una inversión acotada, pero “esta diversificación puede ser en acciones de sectores denominados defensivos de la economía, las que además contengan un atractivo flujo de dividendos. Esto aportará mayor ganancia al fondo con un riesgo controlado”, afirma Valencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo