Nos pasa por importar casi todo el petróleo que usamos: el ataque a refinerías saudíes que pegará al bolsillo de los chilenos

El escenario inmediato y más concreto es el alza que se espera para el precio de las bencinas, el que se haría sentir desde la próxima semana.

Por Pablo Contreras Pérez

Cuando esté leyendo esta nota -si es que lo hace-, seguramente va a tener su cabeza y alma puesta en la celebración de Fiestas Patrias, pero hay que señalar que, junto con la resaca normal tras cinco días de celebración, se tenga que enfrentar a otro dolor de cabeza.

El pasado fin de semana el ataque con drones a Aramco, la petrolera más grande del mundo en Arabia Saudí remeció la economía global disparando el precio de petróleo, hasta ayer algo deprimido por la guerra comercial. Y entre las amenzadas de represalias y nuevos ataques al corazón petrolero del planeta, los expertos prendieron las alertas.

Ayer el valor del barril del petróleo WTI de Texas –que es el de referencia para las compras de crudo de nuestro país- llegó a dispararse más de 15% y superó la barrera de los 63 dólares, aunque al iniciar la jornada los valores internacionales anotaban la mayor alza desde la Guerra del Golfo de 1991.

Escaladas récord del precio marcadas por la incertidumbre. “Este efecto será permanente hasta que logren restablecer la producción a niveles normales”, sostiene José Raúl Godoy, analista de mercados de XTB Latam, considerando que el ataque interrumpió la mitad de la producción diaria saudí, unos 5,7 millones de barriles.

Lo que queda ahora es aferrarse a que el conflicto no escale y al petróleo guardado que haya para mantener la oferta y no suba el precio. “Sabemos que EEUU tiene reservada de crudo, teniendo pozos alternativos y Arabia Saudita también está tomando sus cartas de prevención, para así mantener su producción su actual”, indica Cristián Lecaros, docente en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile y CEO de Inversión Fácil.

Sí, bencina más cara

En Chile los efectos están por llegar, considerando que, del petróleo que consumimos acá, 98% es comprado afuera. Por lo pronto el Gobierno ya se puso alerta y reconoció que esto no es bueno para el actual estado de nuestra economía. "Sin duda no es una buena noticia para Chile", dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien subrayó que esto puede "hacer más cuesta arriba el crecimiento”.

Pero el efecto más permeable en nuestros bolsillos es por el costo de la bencina. Aunque Larraín, señaló que va a operar el Mepco "y esto significa que se limitan las alzas semanales a algo más de $5 en caso de que ya las hayan", pero no se debe olvidar el valor del dólar sigue firme sobre los $700.

“Considerando el efecto dólar y el escenario externo que ha hecho que aumenten las tensiones geopolíticas, efectivamente no es el mejor de los escenarios”, reconoce Godoy.

Y el analista es claro al señalar cuándo se verán las consecuencias. “Es histórico ver que un efecto alcista en el barril de petróleo se ve de manera más rápida que el de las caídas en el precio. Por lo que es esperable que el alza del precio del barril se pueda sentir desde la próxima semana”, advierte.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo