Bolsonaro dijo en las Naciones Unidas que "el Amazonas no es patrimonio de la humanidad"

El presidente brasileño dio a entender que la selva a su juicio sólo sería patrimonio de su país, y defendió su soberanía sobre ella.

Por Sebastian Foncea

Jair Bolsonaro habló en el estrado en el marco de la 74° Asamblea de las Naciones Unidas y como siempre, sus palabras dejaron a pocos indiferentes.

“Me presento ante ustedes para presentarles un Brasil nuevo, un país que se ha salvado del riesgo del socialismo. Se está reconstruyendo bajo los ideales de su pueblo. Brasil está trabajando para recuperar la confianza del mundo”, partió su discurso.

“Mi país estuvo al borde del socialismo, que nos llevó a la corrupción, a una recesión económica grave y a unos índices de violencia elevados", contó, y  agregó que "el socialismo está en Venezuela, (ahí) todo el mundo es pobre, (además) Brasil ha padecido la dictadura venezolana", afirmó en referencia a la gran cantidad de inmigrantes que le han llegado.

Aludió también a la "dictadura cubana" porque mencionó que puso fin a un acuerdo en virtud del cual médicos cubanos asistían a brasileños, porque el gobierno de la isla cobraba millonarios ingresos por esos servicios.

 

Economía

Sobre la economía de su país dijo que “el mercado libre y las privatizaciones ya forman parte de Brasil. La economía está respondiendo una vez que se superaron las limitaciones de dos décadas. Ahora tenemos libertad económica y estamos abriendo nuestra economía. Vamos por muy buen camino y seguimos las mejores prácticas en todos los ámbitos”.

Además aprovechó de recordar el triste destino de los anteriores mandatarios de Brasil. “Los presidentes socialistas que me precedieron han sido llevados ante la Justicia y castigados por un magistrado que se ha convertido en un icono, Sergio Moro.

De igual forma recordó el atentado que sufrió durante su campaña presidencial: "Fui cobardemente acuchillado por un militante de izquierda”, dijo, aunque en realidad la persona que lo agredió es un enfermo mental.

 

Amazonía

Los gigantescos incendios forestales en la Amazonía se tomaron la agenda hace unas semanas, y en relación a eso Bolsonaro dijo que “mi gobierno se ha comprometido con la defensa del medio ambiente. Somos uno de los países que más protege el medio ambiente. El tiempo seco y el viento puede dar lugar a incendios forestales”.

“Sabemos que todos los países tienen problemas. Sin embargo, los ataques sensacionalistas que hemos padecido han instigado nuestro sentimiento patriota", dijo.

"Resulta falaz decir que el Amazonas sea un patrimonio de la humanidad, y decir que nuestros bosques son el pulmón del mundo, no tiene sentido. Recurrir a esas falacias, en lugar de ayudar, y creerse estas mentiras y comportarse con esa falta de respeto es un espíritu colonialista. Cuestionan incluso nuestro valor mas sagrado: nuestra soberanía", recalcó.

“Seguimos una política de tolerancia cero para la delincuencia, y eso incluye a los delitos ambientales”, aseguró

También aludió a los pueblos originarios. “El 14% de nuestro territorio es indígena. Tenemos que entender que ellos son humanos como nosotros, pero no vamos a incrementar el territorio indígena”.

“Lamentablemente algunas personas insisten en que nuestros indígenas sigan siendo cavernícolas. Brasil tiene un presidente que se preocupa por la gente que estaba antes de la llegada de los portugueses. Los indígenas viven en algunos de los territorios más ricos del mundo. Los que nos atacan no están preocupados por los indígenas, sino por la minería y la biodiversidad que existe en las zonas en las que viven”, explicó.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo