Hombre fue ejecutado por matar a su esposa, a dos hijastros, y violar a dos hijastras

Las últimas palabras del norteamericano de 45 años fueron: "Lamento los momentos duros y lo que me duele es que le hice daño a todos".

Por Sebastian Foncea

Lo que hizo Robert Sparks fue muy terrible, para la mayoría de las personas la pena de muerte a la que fue condenado fue adecuada al nivel de daño que causó.

El tipo, que fue ejecutado con una inyección letal a los 45 años, asesinó a su esposa, mató a dos hijos de la mujer y a las dos hijas de ellas las violó.

Sparks argumentó que su señora había intentando envenenarlo, y que el resentimiento que eso le causó lo motivó a vengarse con su pareja y con los hijos de ella.

La matanza ocurrió la madrugada del 15 de septiembre del 2007. El afroamericano domiciliado en Dallas, Texas, asesinó mientras dormía primero a su señora Agnew, de 30 años, con 18 puñaladas. Después se dirigió al dormitorio de los niños (Harold de 9 años y Raekwon de 10), a los que apuñaló unas 45 veces a cada uno.

El turno siguiente fue el de las niñas de 12 y 14 años, a quienes les perdonó la vida, pero las violó.

Sparks fue detenido, confesó los crímenes y se disculpó con las sobrevivientes, pero el daño ya estaba hecho.

Tras recibir una inyección letal en la prisión de Huntsville, cerca de Houston, el Departamento de Justicia Criminal de Texas notificó la muerte del asesino. Sus últimas palabras fueron: "Lamento los momentos duros y lo que me duele es que le hice daño a todos".

Desde 1976 han sido ejecutadas 1.506 personas en EEUU; 565 de ellas en Texas, estado en donde siete personas más esperan su condena a muerte durante este año.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo