Caminos opuestos: proyecto de la jornada laboral de 40 horas avanza y el Gobierno se entrampa con el suyo

Ejecutivo mandó a analizar su proyecto a la Comisión Nacional de Productuvidad, mientras la oposición ya fijó fecha para votar su iniciativa en la Cámara de Diputados.

Por Pablo Contreras Pérez

Los dos proyectos que buscan cambiar la jornada laboral de 45 horas en Chile siguen sus caminos, aunque aparentemente la iniciativa de las 40 horas está tomando ventaja, mientras que la del Presidente Piñera se entrampa.

Y es que ayer, el presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), anunció que la idea de legislar esta iniciativa se votará el próximo miércoles 23 de octubre en una sesión especial.

Flores hizo el anuncio en el Congreso junto la bancada transversal por las 40 horas, ocasión en que también explicó que. de aprobarse el proyecto en general, la iniciativa volverá a la Comisión de Trabajo para su discusión en particular.

En tanto, una de las impulsoras, la diputada PC Karol Cariola, afirmó que "no vamos a dejar de ver los proyectos del Gobierno, vamos a poner una sesión adicional especial para poder tratar el proyecto de 40 horas".

Asimismo, sostuvo que el Ejecutivo "no puede seguir retrasando, dilatando, tampoco cuestionando la labor democrática que tenemos en la Cámara de Diputados, menos todavía cuando es la ciudadanía la que demanda este proyecto".

En la vereda opuesta, fuentes del Ministerio del Trabajo confirmaron a Publimetro que tal como ya se ha mencionado en la prensa el Gobierno pidió un estudio a la Comisión Nacional de Productividad (CNP) sobre el impacto de su proyecto de 41 horas con flexibilidad. Sin embargo, este reporte estaría listo recién en dos meses.

Por otro lado, antes de mandar cualquier nueva indicación, se buscará dialogar con todos los sectores para impulsar un proyecto que no afecte el empleo, salarios y productividad como sí lo hace el proyecto del PC, acusan desde el Ejecutivo.

En tanto, ayer, consultado por el tema, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, afirmó que ahora el foco del Gobierno está en “que las pensiones de nuestros adultos mayores mejoren para el primero de enero. Todo el esfuerzo, y todo el llamado es a que la reforma previsional sea despachada”, sostuvo.

Ganar tiempo

A juicio de Marco Moreno, director de la Escuela de Gobierno de la U.Central, “el Gobierno está en una situación compleja” y afirma que “perdió el control ciudadano en este tema”.

En ese sentido, el analista indica que la agenda internacional del Presidente estos últimos días es precisamente una forma de retomar el control de la agenda pública, mientras intenta ganar tiempo con la estrategia tomada frente a ambos proyectos de jornada laboral.

Moreno explica que, por un lado, con las 40 horas apunta a lo judicial al mantener su postura de inconstitucionalidad, mientras que para la suya es la de “darle tratamiento técnico”, al llevarlo a la CNP.

El problema es que “a la gente no le importa mucho la parte técnica”, contrario a lo que sucede con la propuesta de la oposición. “Este proyecto es de los que conecta con las emociones y sentimientos de la gente”, advierte.

Respecto a las declaraciones de Monckeberg de enfocarse en la reforma previsional, Moreno nuevamente apunta a otra manera de retomar el debate público. “Lo que el Gobierno va a intentar es justamente poner otros proyectos, pero no va a tener éxito en eso”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo