La mujer que ayudó en la búsqueda del hijo de su pareja que había asesinado fue condenada a cadena perpetua

Ana Julia Quezada asfixió al niño de ocho años y fue descubierta por la policía española trece días después mientras lo trasladaba en el maletero de su auto.

Por Sebastian Foncea

La dominicana Ana Julia Quezada llegó a España en 1992, fue prostituta en un nigth club, luego se casó con un cliente al cual dejó por un hombre con mejor situación.

La investigación en su contra demostró que la mujer de 45 años tiene características de una sicópata. El asesinato del hijo de su última pareja no habría sido el primero que comete, porque todo hace pensar que el supuesto accidente que en 1996 le costó la vida a una hija de la mujer, de seis años, que cayó de una ventana de un sexto piso, habría sido un parricidio cometido por ella.

El caso por el que fue condenada a cadena perpetua estremeció a España el año pasado, cuando el 27 de febrero el hijo de su pareja, Gabriel Cruz, de ocho años, desapareció desde la casa de su abuela en Las Hortichuelas, Almería. La cínica mujer colaboró en la búsqueda luego de haber matado al pequeño, incluso se daba el tiempo de conversar con la prensa ante la cual fingía angustia.

gabriel cruz Captura

Su mentira terminó trece días después de la desaparición cuando la policía la detuvo mientras trasladaba el cuerpo del niño en el maletero de su auto, luego de haberlo desenterrado del hoyo donde lo ocultó.

Las pruebas de la fiscalía indican que Ana Julia golpeó al pequeño en la cabeza, lo dejó agonizar más de una hora y luego lo asfixió. Además los abogados dijeron que antes intentó envenenarlo, porque Gabriel fue llevado dos veces al hospital por su mamá por problemas estomacales.

Declaraciones

Durante el juicio la asesina declaró: "Yo le tapo la nariz y la boca, y de lo demás no me acuerdo", y comenzó a llorar. "Cuando le solté le puse la mano en el pecho y ya no respiraba. Me quedé ahí un rato y después me puse a fumar como loca. Salía, entraba, no sabía lo que hacía. Veo una pala y decido hacer un agujero".

"Luego vuelvo a la habitación y decido quitarle la ropa, no sé muy bien por qué. Lo cojo de los dos bracitos, y lo llevo fuera al agujero… Yo no lo saqué con cuidado ni nada, simplemente le arrastré", dijo.

"Fui a coger el hacha porque se le quedó una manita fuera a Gabriel… Le golpé con la zona cortante. Creo que le di uno, con la cabeza girada, mirando a otro lado… No pude y ya le tapé con la tierra. Se veía un bulto y yo lo allané, lo emparejé… Mi intención era que se callara. No llamé a nadie porque no pude decírselo a nadie" explicó.

70 años

En España la pena de muerte había sido derogada, pero el 2015 se instauró la "prisión permanente revisable", que es la mayor sanción existente para los autores de los delitos más terribles.

El diario El País explicó que son “crímenes que causan una especial repulsa social o delitos de excepcional gravedad. Esto incluye a los que matan a niños y a personas con discapacidad, a los asesinos en serie y a los agresores sexuales que acaban con la vida de su víctima. También a los responsables de atentados terroristas o de la muerte del Rey o de su heredero".

Aún así, la asesina podrá optar a beneficios cuando cumpla 25 años presa, o sea cuando ella tenga 70.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo