Depravado de 22 años le pegó y violó a su abuelita de 77

El peruano la atacó bajo los efectos del alcohol, a las pocas horas fue detenido y arriesga hasta 26 años tras las rejas.

Por Sebastian Foncea

Stepz Alonzo Campos Arenas golpeó y agredió sexualmente a su abuelita de 77 años en el distrito de Florencia de Mora, y por eso podría pasar más de 26 años de prisión en el penal El Milagro, de la ciudad peruana de Trujillo, informó el diario La Industria.

Según el portal Satelite.pe el ministerio público informó que “se ha formalizado y continuado la investigación preparatoria contra el imputado, que permanecerá preventivamente internado en el establecimiento penitenciario por nueve meses, a la espera del juicio en su contra y posterior condena”.

Violador Satelite.pe

Aberrante

La abuelita le preguntó a Stepz si había tomado un monedero de su propiedad, y el tipo, que estaba ebrio, se indignó. Según la policía el chacal golpeó sin piedad a la mujer con quien compartía el mismo techo. Primero le propinó un puñetazo en el ojo derecho y no contento con ello le dio varios golpes en el rostro y en la cabeza.

Satelite.pe informó que "la pobre viejecita empezó a llorar y a suplicarle que se detenga, pero Stepz Alonzo no le hizo caso y continuó golpeándola en el estómago y en diferentes partes del cuerpo, al mismo tiempo que le tapaba la boca para que sus gritos y pedidos de auxilio no fueran escuchados por los vecinos".

"Stepz no contento con someterla a tan cruel castigo, decidió humillarla de la peor manera. Para ello, le alzó la falda y procedió a violarla, aprovechando su mayor fuerza. Para que su abuela no pueda defenderse la cogió fuertemente de sus brazos y cuello, intentado asfixiarla", informó el medio peruano.

Luego de culminar su despreciable acción se marchó del lugar amenazándola de muerte si es que lo denunciaba. La abuelita esperó que su nieto se retire, se recuperó y todavía sangrando se dirigió hasta la comisaría de Florencia de Mora, donde presentó la denuncia.

Horas después el agresor fue capturado mientras caminaba tranquilamente por la calle, como si nada hubiese ocurrido. Los uniformados lo detuvieron y trasladaron hasta la comisaría, donde su abuela lo reconoció.

De acuerdo al diario La Industria el primer agravante del hecho es que el imputado aprovechó su condición de nieto, además la víctima es adulta mayor. En Perú este tipo de delitos es sancionado con pena privativa de la libertad no menor de 20 años, ni mayor a 26.

 

Stepz Campos tiene antecedentes por violencia y según versiones de sus familiares, consumía drogas y alcohol en grandes cantidades.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo