Esperan una "manito del cielo": Piñera le pidió ayuda a "San Isidro" para que Chile supere la sequía

En la localidad de Punitaqui, el mandatario llevó ayuda a crianceros e informó las medidas que está tomando La Moneda para mejorar la disponibilidad del agua.

Por Gabriel Arce

Para el Gobierno, apelar al recurso divino se está volviendo común. Ya lo hizo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, al solicitarle a un grupo de monjas que rezaran para terminar con el mal desempeño económico. Ahora, en Punitaqui, lo repitió el Presidente Sebastián Piñera.

En el marco de una visita a Coquimbo, Piñera fue a la provincia del Limarí a entregar ayuda a más de cien crianceros de la zona afectados por los estragos de la megasequía . Luego de entregar sacos de forraje y alimento, el mandatario comentó los esfuerzos que realiza el gobierno para combatir la situación.

Entre sus chiches, Piñera comentó que el Gobierno estaba usando una nueva tecnología para inyectar agua a los acuíferos naturales, además de una tecnología traída desde China, Holanda e Israel, para detectar aguas profundas gracias al mapeo de satélites y sonares, "además de una nueva tecnología china que nos permite bombardear las nubes y acelerar el proceso de las lluvias".

Un dato para el que no se necesita rezar: ministro de Hacienda celebra que "la inflación está completamente bajo control"

Respecto al crecimiento económico, Felipe Larraín insistió en que el segundo semestre sí será mejor que el primero.

Tras eso, se despachó la curiosa frase. "Aprovecho de pedirle muy sentidamente a San Isidro que nos ayude en esta emergencia".

Más allá de la ayuda que pidió a los cielos, el Mandatario expresó que el presupuesto para riego llegará a un "nivel histórico", pasando de 60 mil a 100 mil millones de pesos. Eso, además de insistir en la creación de 26 nuevos embalses como prioridad y en duplicar la capacidad de desalinizar agua, pasando de 20 a 40 plantas a lo largo del país.

Los azotes del cambio climático en Chile: Cómo la fruta, el mar y la Antártica nos hablan del futuro que se viene en 50 años

Aunque las consecuencias del calentamiento global aún son inciertas, el país ya presenta síntomas de lo que se viene para las próximas generaciones. Y aún si la humanidad deja de emitir gases invernadero de la noche a la mañana, la sola inercia de los tóxicos acumulados calentarían la Tierra medio grado más. Eso preocupa de sobremanera a la Agencia de Cambio Climático, que busca medidas de adaptación, sabiendo que el futuro del planeta depende de que las grandes potencias cumplan los acuerdos.

Respaldo a Cubillos

Antes de la actividad con crianceros, el Presidente acompañó a la ministra de Educación, Marcela Cubillos, a una actividad de "Leo Primero" en un colegio de la zona, donde aprovechó la contingencia para darle un espaldarazo a la líder del Mineduc.

“La felicito ministra, usted ha sido una gran ministra y ahora, después de 42 días que duró una acusación constitucional que no tenía ningún fundamento, vuelve a lo que es su pasión y a lo que es la misión de nuestro gobierno: darle educación de calidad a todos y cada uno de los niños de Chile”, señaló el jefe de Estado.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo