Trump en guerra comercial a dos bandas: Unión Europea promete tomar represalias por aranceles de EEUU

Impuestos afectarán a productos típicos como vinos, quesos, aceitunas, whisky y yogurt. Desde el bloque de países del Viejo Continente adivirtieron que medida podría causar pérdidas de empleos y aumentos de precios.

Por AP/Publimetro

Cuando las aguas con China aún no están tranquilas, el presidente de EEUU, Donald Trump, abre un nuevo frente de batalla comercial al dirigir sus dardos contra la Unión Europea (UE), la que prometió responder.

El grupo de países del Viejo Continente amenazó el jueves con tomar represalias ante la decisión estadounidense de aplicar aranceles a una gama de productos del bloque -quesos, vinos y otros- que podrían causar pérdidas de empleos en Europa y aumentos de precios en EEUU.

La decisión del gobierno de Trump de grabar bienes europeos por valor de 7.500 millones de dólares inició un capítulo nuevo en las guerras comerciales globales que acentúan los temores de una recesión mundial.

Los aranceles más recientes se aplicarán a los grandes aviones, pero también a productos típicos europeos como aceitunas, whisky y yogurt. Entrarán en vigencia el 18 de octubre y equivalen a un impuesto de 10% sobre aviones y 25% sobre todo demás.

Esto se da luego que EEUU obtuvo la autorización legal de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en un caso de subsidios ilegales de la UE al fabricante de aviones Airbus.

UE acusa lo mismo

Sin embargo, respecto de esto último, la UE prevé que en un caso similar de subsidios estadounidenses a Boeing la OMC fallará a su favor en los próximos meses. Es por ello que ha expresado la esperanza de que las partes desistan de aplicar nuevos aranceles, que significan impuestos sobre la importación. A veces los importadores transmiten esos nuevos costos a los consumidores al aumentar sus precios.

“Si EEUU impone contramedidas, colocará a la UE en una situación en la que estaremos obligados a hacer lo mismo”, dijo el vocero de la Comisión Europea, Daniel Rosario, al hacerse eco de la perspectiva sombría expresada por muchos gobiernos del continente.

“Esta medida afectará ante todo a los consumidores y empresas estadounidenses y dificultará los esfuerzos para lograr un acuerdo negociado”, añadió. Teniendo en cuenta que los aranceles solo entrarán en vigencia dentro de un par de semanas, enfatizó que la UE está abierta al diálogo.

Cabe recordar que la EEUU y la UE aplicaron aranceles recíprocamente el año pasado. Son un dolor de cabeza adicional para los negocios europeos afectados por el Brexit, ya que Gran Bretaña podría salir del bloque el 31 de octubre sin un acuerdo, lo que significaría nuevos aranceles de la noche a la mañana sobre el enorme flujo comercial a través del Canal de la Mancha.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo