Una realidad que enferma: hasta $181 mil de diferencia hay entre medicamentos originales y bioequivalentes

Por otro lado, se detectó deficiencias en la entrega de información de parte de las farmacias para que las personas puedan cotizar.

Por Publimetro

El precio de los medicamentos en el país es un tema no menor en Chile y los diferentes análisis que se hacen a este mercado revelan una realidad que para muchos es enfermante.

Este sábado se dio a conocer un estudio  de precios realizado por el Serac que analizó 1.127 medicamentos comercializados en 33 locales, ubicados en la Región Metropolitana, por las farmacias Ahumada, Belén, Cruz Verde, Dr. Simi, Espoz, Farmaprecio y Salcobrand, el que reveló grandes diferencias entre los valores de las versiones originales versus su símil bioequivalente.

La mayor diferencia se detectó en el caso del medicamento con el principio activo Capecitabina de 500 mg. de 120 unidades, indicado para el tratamiento de cáncer del tracto gastrointestinal y de mama.

El medicamento original de marca Xeloda, elaborado por el Laboratorio Roche Chile, tuvo un valor mínimo d  $481.045; el bioequivalente de marca denominado Categor, producido por Laboratorio Novartis Chile, se encontró a un valor de $439.620; mientras que el bioequivalente genérico denominado Capecitabina de Laboratorio Chile, tuvo un precio de $299.995.

Es decir, al comprar este último, una persona se puede ahorrar $181.050 con respecto al original de marca. Por otro lado, si elige el mismo bioequivalente genérico se ahorraría $139.625 en relación con la copia de marca.

Otra diferencia significativa que reveló este análisis se detectó en el medicamento con principio activo Atorvastatina de 20 mg. de 30 unidades, indicado para la reducción del colesterol.

El original de marca Lipitor presentó un precio de $54.590, mientras la copia de marca y el bioequivalente genérico tuvo un valor de $1.880. En este caso, entre el original de marca y sus bioequivalentes la diferencia es de 2.804%.

Al respecto, el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine explicó que se trabaja en permitir la venta de medicamentos que no requieren receta en locales comerciales que no son farmacia, y acelerar el registro de medicamentos importados en Chile que están autorizados en el exterior, en agencias de alta calidad, para que puedan ser comercializados en el país, de manera que haya más oferta, más competencia, mejor acceso a los medicamentos y a precios menores.

Por su parte, el ministro de Salud, Jaime Mañalich destacó que, por ejemplo, un remedio de marca indicado para el colesterol como la atorvastatina cuesta $55.000 la caja y “resulta que con lo que pagaba por una caja del medicamento de marca, puedo comprar 17 cajas del medicamento bioequivalente con calidad certificada, vale decir, con lo que pago por un mes de tratamiento, puedo financiar 17 meses de tratamiento. Esto es una diferencia escandalosa”.

Diferencias entre farmacias

El estudio, a su vez, detectó además importantes diferencias de precios por un mismo medicamento entre las farmacias, las que pueden llegar hasta un 932%. Esta situación se dio en el medicamento Hipolixan de Laboratorio Pasteur S.A., 20 mg, 30 unidades, utilizado para la reducción del colesterol, cuyo precio mínimo fue de $1.880 en la farmacia del Dr Simi; mientras que el máximo llegó a $19.399 en Salcobrand, es decir, una diferencia de $17.519.

De un total de 46 medicamentos consultados, 22 de ellos (48%) no estaban a la venta. Según lo informado por los dependientes, 13 de ellos no eran comercializados por el local. Esta información es contradictoria con la información entregada vía oficio al Sernac por las propias cadenas de farmacias.

Además, de las 24 farmacias consultadas, 15 de ellas (63%) tenían tótem informativo. De las farmacias que sí contaban con este instrumento, ninguna de ellas cumplía con las exigencias de información que establece la normativa, que incluye, por ejemplo, el laboratorio del medicamento, si el producto es bioequivalente, nombre de principio activo, entre otros, impidiéndoles a los consumidores cotizar y tener información relevante de los medicamentos antes de adquirirlos.

Tras los hallazgos detectados, desde el Sernac indicaron que se fiscalizó a las farmacias que entregaron información contradictoria, y aquellos locales que no contaban con los mecanismos de información a público, por lo que hará las denuncias correspondientes.  En paralelo, envió el estudio al Ministerio de Salud, para que, en el marco de sus facultades, adopte las medidas necesarias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo