El que explica se complica: ex subsecretario Salaberry entrega nueva versión y asegura que su hermana viajó en el auto pero se bajó antes del incidente

“Cuando se sepa la verdad, habrá un vuelco en defensa de mi honra”, afirmó.

Por Aton

El ex subsecretario de Desarrollo Regional Felipe Salaberry entregó una nueva versión sobre el el supuesto incidente de tránsito que lo enfrentó con un inspector municipal el domingo 25 de agosto en Ñuñoa y que lo llevó a renunciar esta semana a su cargo.

Pese a que el jueves su hermana, Iris Salaberry, modificó la versión inicial del ex diputado UDI para afirmar que ella también iba en el auto que -en sus palabras- fue "asediado" por el inspector; en una entrevista publicada este domingo los hechos se relatan de modo diferente.

"Desde el primer momento en que apareció la publicación (de Radio Biobío) dije que los hechos allí descritos son falsos, que jamás había pasado tres luces rojas, menos que hubiera insultado a nadie y mucho menos que hubiese sido objeto de infracción, y agregué -aunque no era necesario hacerlo, porque es un hecho de mi vida privada-, que en el auto se encontraba mi madre de 82 años y mi hija de 13. Eso era lo que estimé relevante de explicar a la opinión pública", dijo Felipe Salaberry a El Mercurio.

Salaberry sostiene, a diferencia de lo que contó en un primer momento y lo que el jueves dijo su hermana, que ella sí estuvo en algún momento en el auto, pero se bajó antes de que ocurriera el supuesto incidente.

"¿En qué cambia la falsedad de la imputación que se me hace si en el auto iban otros miembros de mi familia? Expliqué que iba mi madre y mi hija, con el objeto de relatar lo absurdo de la acusación y que era una actividad familiar, como la que tiene cualquier otra persona un día domingo, en un auto particular", sostuvo al matutino.

"Como lo hago frecuentemente, y es habitual en cualquier familia, invité a almorzar a mi mamá ese día domingo, acompañado de mi hija menor y otras personas cercanas. En el almuerzo también participó mi hermana Iris. Tal como ya lo he relatado, y luego de dejarlas en sus hogares, mi hija me dice que el mismo vehículo (municipal) continúa siguiéndonos, por lo que llamo a mi hermana —a quien ya había dejado— y le comento mi extrañeza por encontrarlo en distintos lugares", relató.

"Tengo la certeza de que eso quedará aclarado en la investigación. Cuando se sepa la verdad, habrá un vuelco en defensa de mi honra", sentenció.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo