Presidente de Ecuador se reunió de emergencia con todos los poderes del Estado en Guayaquil

Miembros del gabinete informaron que el Ejecutivo volverá a la capital sólo cuando existan garantías de seguridad de que no correrá sangre.

Por Sebastian Foncea

El Ejecutivo de Ecuador está funcionando en Guayaquil luego de haber huido de Quito, la capital, que es acosada por los indígenas que por miles están llegando desde los alrededores a protestar por el fin de la subvención a los combustibles decretada por el gobierno.

El presidente Lenin Moreno ha mantenido reuniones todo el día con su gabinete, con representantes del parlamento, del poder judicial y de las fuerzas armadas para buscar una salida a la paralización del país causada por las protestas.

En el edificio del gobierno zonal funcionó el gobierno, y el ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, informó que el presidente iba a mantener durante el día una agenda estrictamente política, además dijo que Moreno sostendría las medidas que desencadenaron las protestas porque permiten sustentar la dolarización del país.

El diario el Comercio agregó que el ministro también dijo que el diálogo sigue abierto y que se ha logrado que las Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal trabajen en una mesa con el sector indígena. "Vamos a escuchar la posición que ellos tengan".

Además, Michelena sostuvo que el cambio de la sede de gobierno fue para impedir derramamiento de sangre y vandalismo innecesario. "Si el sector indígena ha decidido estar en Quito, que lo haga de forma pacífica, el momento en que haya las condiciones necesarias para que no exista derramamiento de sangre, el presidente volverá a la ciudad de Quito", apuntó Michelena.

El mismo medio también informó que "el ministro de Comercio Exterior, Iván Ontaneda, dijo que se ha "parado una intentona golpista" y que vastos sectores que se han pronunciado a favor de la democracia.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo