El riesgo que se esconde bajo la Antártica: detallan los devastadores efectos de los "ríos" de agua tibia en las plataformas glaciares

Los ríos de agua tibia son kilométricos y atacan los puntos más vulnerables de la Antártica.

Por Nathaly Lepe

Que la Antártica se está derritiendo a un ritmo más acelerado de lo que se preveía hace un par de años atrás es una certeza, sin embargo, las razones específicas -más allá del calentamiento global- aún se encuentran en estudio.

Por eso, el resultado de un estudio que analizó captadas por el Espectroradiómetro de Imágenes de Media Resolución de la NASA (MODIS, por sus siglas en inglés) durante 15 años, se acerca a una de las causas de porqué cada vez hay más separación de plataformas glaciares en el continente helado.

El trabajo realizado por investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder, fue publicado el miércoles en la revista Science Advance, detallando que son "enormes ríos de agua tibia" los que están erosionando los bordes de las barreras de hielo antárticas flotantes.

Dicha situación, estaría provocando la separación de los bloques de hielo del casquete polar continental, lo que se traduce en el derretimiento del hielo. Este mecanismo, previamente desconocido fue lo que analizaron los investigadores.

Mapeo de flujos

Los investigadores realizaron el estudio mapeando los flujos de agua tibia debajo de las mesetas para entender como atacan las partes más vulnerables.

"Si bien las observaciones han mostrado una fusión preferida en las quillas debajo de la plataforma de hielo en algunos casos y dentro de los canales en otros, se ha demostrado que los canales debajo de la plataforma de hielo reducen el impacto directo del calentamiento del océano al localizar derretir y bajar las tasas de derretimiento promediadas en la plataforma, lo que reduce la pérdida de refuerzo de la plataforma de hielo y la retirada de la línea de puesta a tierra observada alrededor de la Antártida", apuntan.

Así es D28: el gigantesco iceberg que se desprendió de la Antártica que sorprende pero no preocupa a la comunidad científica

Es enorme, pero tres veces más pequeño que el bloque de hielo que el 2017 se separó de Larsen C.

"Sin embargo, indirectamente, la fusión canalizada puede ejercer efectos adicionales a través del debilitamiento mecánico localizado, lo que permite una fractura mejorada y eventos de parto más frecuentes, promoviendo la pérdida de contrafuertes y retroceso. Los canales basales pueden existir y existen en las plataformas de hielo en estado estacionario. Sin embargo, la presencia de mayores cantidades de agua tibia fomenta la formación y profundización de grandes canales basales, lo que puede desencadenar un flujo más rápido de la plataforma de hielo y el parto a través de este debilitamiento mecánico. Esto implica que las condiciones más cálidas en el futuro pueden aumentar la retirada de la plataforma de hielo y el aumento del nivel del mar a través de la formación y profundización de canales basales", agregan.

Sobre los resultados, la investigadora Karren Alley, una de los autores del estudio, detalló que "la circulación de agua tibia está atacando la parte inferior de estas plataformas de hielo en sus puntos más vulnerables. Estos efectos son importantes, pero exactamente cuánto, aún no lo sabemos".

"En el futuro, las condiciones más cálidas pueden acrecentar la retirada de las plataformas de hielo y el aumento del nivel del mar a través de la formación y profundización de canales basales", agregaron los autores a través de un comunicado citado por el portal RT. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo