Kim Jong-un vuelve a desafiar al mundo: Corea del Norte amenaza con reanudar las pruebas nucleares y los lanzamientos de misiles

Corea del Norte afirma que las conversaciones se rompieron porque Estados Unidos no tenía propuestas nuevas, y que depende de Washington el que Pyongyang mantenga su moratoria sobre grandes pruebas armamentísticas.

Por AP

Corea del Norte afirmó el jueves que la condena internacional a sus lanzamientos de misiles es una “grave provocación” y amenazó una vez más con reanudar sus pruebas nucleares y de misiles de largo alcance.

La advertencia del Ministerio norcoreano de Exteriores llegó tras la ruptura el fin de semana de las negociaciones entre Pyongyang y Washington en Suecia, el primer diálogo similar que mantenían los dos países en más de siete meses.

Corea del Norte afirma que las conversaciones se rompieron porque Estados Unidos no tenía propuestas nuevas, y que depende de Washington el que Pyongyang mantenga su moratoria sobre grandes pruebas armamentísticas.

Algunos analistas señalaron que la amenaza podría ser una estrategia para presionar a Estados Unidos para que haga concesiones, ya que reanudar las pruebas nucleares y de misiles de largo alcance probablemente cortaría las negociaciones, agravaría su aislamiento internacional y reduciría aún más las posibilidades de reactivar su moribunda economía.

Los miembros europeos del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenaron el martes la última prueba norcoreana de misiles balísticos y ensayos como el lanzamiento de un cohete submarino el pasado 2 de octubre, por primera vez en tres años. Pyongyang afirmó que los ensayos son de naturaleza autodefensiva y acusó a Estados Unidos de estar detrás de la condena europea.

La condena, señaló el Ministerio norcoreano en un comunicado, es “una grave provocación para nosotros” porque el Consejo de Seguridad no tomó medidas tras un lanzamiento de prueba estadounidense, que el 2 de octubre lanzó un misil balístico intercontinental Minuteman 3 sin carga, en lo que Corea del Norte interpretó como un intento de presión a Pyongyang.

En un comunicado, el Comando Global de la Fuerza Aérea de Estados Unidos dijo que ese tipo de prueba demuestra la capacidad de un misil balístico intercontinental y no responde a eventos mundiales ni tensiones regionales.

Corea del Norte dijo que podía responder “al mismo nivel”, pero que evita hacerlo porque aún es innecesario o prematuro.

Sin embargo, el comunicado indicó que “nuestra paciencia tiene un límite” y la condena europea obliga a Corea del Norte a reconsiderar si mantiene los avances en desarme que ha dado para construir confianza con Estados Unidos.

Pyongyang suspendió el año pasado sus pruebas nucleares y de lanzamiento de misiles, desmanteló parcialmente su zona de pruebas de misiles de largo alcanzo y desmanteló su único lugar de pruebas nucleares conocido.

La iniciativa diplomática que lidera Estados Unidos con el objetivo de poner fin al programa nuclear norcoreano lleva atascado desde que la segunda cumbre del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, terminó en febrero sin acuerdo. Esa cumbre acabó antes de lo previsto cuando Trump rechazó las demandas de Kim de que se aliviaran las sanciones sobre Corea del Norte a cambio de una desnuclearización parcial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo