El petitorio de la primavera de Chile: La voz de distintos representantes sociales

Nuestro país está en Estado de Emergencia. Todo comenzó por una demanda social asociada al precio del transporte. Otras solicitudes se han ido sumando en el camino. Un grupo de organizaciones sociales crearon una alianza para tratar de dar con la solución.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Consuelo Rehbein

Ha sido una semana extraña. Toque de queda, colas para comprar en el comercio, militares en las calles, marchas pacíficas multitudinarias y, lamentablemente, también desórdenes y robo. Todo comenzó por una demanda ciudadana: reducir el precio del metro. A medida que han pasado los días, otras demandas se han ido sumando a los petitorios por parte de los chilenos.

Lo que se busca es avanzar, y la opinión pública espera con ansias propuestas concretas. Pero éstas son difísicles de acotar si es que no hay una orgánica detrás que le dé forma a un petitorio. Sin embargo, a estas alturas hay un piso que se ha ido construyendo sobre la base de lo que pregona la calle, los movimientos sociales, sindicales, parlamentarios y Gobierno.

El punto uno que asoma es el de la baja en los costos de la vida, graficados en la demanda inicial por el alza del pasaje del Metro. Carolina Espinoza, vocera de No+AFP y también vocera de Unidad Social, indica que “es fundamental evitar que los servicios básicos como el agua, la luz o el costo del transporte suban sin resguardo alguno, afectando a los ciudadanos”.

Continuando con la lista

Magdalena Ortega, directora de Formación y Servicio Público de Idea País, coincide en esta petición. “No creo que la regulación de los servicios básicos vaya por la desprivatización. Pero sí se podrían reducir impuestos o considerar casos específicos como personas de tercera edad o tener a cargo un familiar enfermo, para efectuar rebajas”.

Desde La Chimba, el jesuita Felipe Berríos no tiene dudas en su lista: “Las autoridades públicas deben bajarse sus sueldos y se deben mejorar las pensiones de los ancianos” para empezar.
Pero el religioso advierte que “hay que tener cuidado porque no van a ver ninguna respuesta verdadera si no se hace con institucionalidad. Por eso es muy importante el diálogo profundo de todos los sectores”.

ollas Agencia Uno

Nuevo organismo

Como una forma de representar a miles de personas, se creó una alianza llamada Unidad Social. Se trata de una organización que reúne a la Coordinadora No+AFP, Asociación Nacional Empleados Fiscales (Anef), Confusam, Fenpruss, Confederación Coordinadora de Sindicatos del comercio y servicios financieros, Central Unitaria de Trabajadores (Cut), Colegio de profesores, Fech, entre otros. Carolina Espinoza, pertenece a ella. Dice que entre las medidas de mediano y largo plazo que se deben tomar, es fundamental implementar un paquete de medidas económicas urgentes en derechos sociales.

En esa línea, la dirigenta explica que “lo que queremos es que el Gobierno asuma el conflicto desde su real dimensión”. “Por ejemplo, es fundamental llegar a un acuerdo nacional en materia de pensiones, más allá del pilar básico solidario, lo que nosotros proponemos es el término de las AFP”, explica. Espinoza considera que para que esto sea posible, se debe considerar dentro de un pack de medidas sociales. Y entre ellas plantean “retirar la falsa reforma de pensiones, la reforma tributaria que está mal enfocada”.

Cuidar la democracia

Germán Silva, analista político y académico de la Universidad Mayor dice que si las medidas propuestas por Unidad Social no tienen una finalidad política partidista, Silva “deberían buscar alcanzar estos acuerdos dentro del orden institucional y trabajarlo con el Presidente actual y el Congreso”. “Nos costó mucho llegar al estado democrático para ponerlo en juego otra vez”, añade el especialista.

“Hay que recordar que Piñera fue un Presidente electo democráticamente. Cabe destacar que el enojo de la gente no es con un Gobierno u otro, es con la clase política en general, con la desigualdad. Esto podría haber ocurrido también en el gobierno anterior”, explica. Sobre las medidas, el académico añade que son buenas ideas. “Se ve un avance, y son medidas pensadas en el ciudadano común, ojalá puedan llevarse a mesas de trabajo transversales”, finalizó Silva.

Roles

“El Presidente (Piñera) tiene un rol que jugar y que los partidos estén a la altura, y la sociedad civil representrada, los trabajadores, por ejemplo”, comenta Felipe Berríos.

Y apunta con optimismo al futuro: “Tengo la sensación que el Presidente, los ministros, en general, la  clase política, los empresarios, están empezando a escuchar a la gente. Ya no se quedaron solo en la violencia y se dieron cuenta de que aquí hay algo más profundo”. “Falta la verdadera política, no la de trinchera. Este movimiento no hay que capitalizarlo. La unidad debiera ser el valor que nos guíe y eso, un verdadero líder lo entendería”, concluye Ortega.

foto Agencia Uno

 

 

 

 

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo