"Pocas clases y muchas molotovs": intendente Guevara respaldó cierre anticipado del año en el Instituto Nacional y el INBA

"No creo que el problema sea que vayan a perder estas tres semanas de clases que quedaban (...) han perdido gran parte del año, no sé realmente cuántos contenidos han aprendidos este año", dijo el Intendente Guevara.

Por Aton

El intendente metropolitano Felipe Guevara respaldó la decisión del alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, de cerrar anticipadamente el año escolar en el Instituto Nacional y el INBA, debido a los hechos de violencia que se han registrado en ambos establecimientos durante este año.

"Está haciendo uso de sus facultades legales", dijo Guevara en entrevista con radio Cooperativa, junto con asegurar que no ve "una incapacidad política y administrativa" de Alessandri, ya que "son colegios que claramente están conflictuados desde hace meses".

"No creo que el problema sea que vayan a perder estas tres semanas de clases que quedaban (…) han perdido gran parte del año, no sé realmente cuántos contenidos han aprendidos este año", indicó Guevara.

En ese marco, reiteró que "la decisión es consecuente con lo que ha sido la trayectoria escolar de esos colegios", y aseveró que "simplemente han tenido muy pocas clases, muchos disturbios, muchas bombas molotov, mucha agresividad hacia profesores, apoderados y vecinos".

En cuanto a los permisos para las marchas en la capital, Guevara afirmó que "las manifestaciones públicas son el reflejo de una democracia sana", y por lo mismo, planteó, "una democracia que reprime, donde no hay posibilidad de manifestarse ni libertad de expresión, es una falsa democracia".

"Y en ese sentido vamos a autorizar todas aquellas manifestaciones que se hagan de manera pacífica y ordenada", aseveró, e incluso sostuvo que no tener "ningún inconveniente con autorizar marchas frente a La Moneda, en la medida que las cosas se hagan en paz y con muchas energía democrática, pero sin disturbios, saqueos ni delincuencia".

Daños a la infraetsructura

Respecto a los daños al mobiliario público provocados por hechos de violencia en el marco de la crisis, que ya entra en su tercera semana, cifró en "alrededor de 100 cruces semaforizados, que tienen 600 semáforos, la destrucción es bastante importante, estamos hablando de alrededor de 14 mil millones de pesos".

Es "mucha plata", dijo, la cual "vamos a inyectar a los municipios para que puedan ir restaurando las señaléticas, los semáforos, los paraderos, el mobiliario urbano público".

Precisó que de esos recursos "estamos haciendo uso del 5 por ciento de emergencia permitido por ley, que son alrededor de 5 mil y 6 mil millones de pesos, y el resto es inyectado por el Ministerio de Hacienda a la Intendencia, para traspasarlos a los municipios afectados, menos a Vitacura, Las Condes y Lo Barnechea".

En cuanto a los daños del Metro, destacó que las estaciones abiertas, que ya son 81 de las 136 de la red, "han estado funcionando con bastante normalidad".

Sin embargo, lamentó la destrucción e incendios que han afectado a las paradas que se mantienen cerradas: "El Metro es muy difícil de reemplazar (…) el daño que se ha hecho al transporte público en gigantesco".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo