Ocho niños asesinados por el Ejército le costaron el cargo al ministro de Defensa colombiano Guillermo Botero

Las FFAA bombardearon un puesto de la guerrilla y el gobierno ocultó información sobre los inocentes que cayeron en el operativo.

Por Publimetro

La bomba que tumbó al ministro de Defensa, Guillermo Botero. Hacia las 18.30 su país conoció que Botero renunció a su cargo como ministro de Defensa del presidente Iván Duque.

Luego del escándalo que causó el conocimiento de un bombardeo en el Caquetá, en donde murieron ocho menores de edad, en reunión con el presidente Duque, Botero tomó la determinación de dejar el cargo que asumió el año pasado.

En medio de una reunión con el primer mandatario, Botero presentó su carta de renuncia, asegurando que lee la conyuntura política, por lo que se aleja del cargo.

“Es mi deber como ministro de Defensa tener una lectura adecuada de la coyuntura política, por lo que he decidido presentar renuncia”, afirmó en un comunicado Botero.

El ahora ex ministro, señaló en su renuncia que el gran enemigo del país es el narcotráfico, pero no aceptó responsabilidad en los hechos que lo llevaron a dimitir.

“Más coca es menos paz, más coca es menos vida, más coca es menos bosque, más coca es menos juventud, más coca es menos trabajo, más coca es menos empresa, más coca es menos democracia. El enemigo de Colombia es el narcotráfico”, afirmó Botero.

La del martes fue la segunda moción de censura a la que se tuvo que enfrentar el ex ministro Botero, por varios hechos relacionados con las Fuerzas Militares colombianas que evidencian la mala gestión que ha tenido en el tiempo que ha liderado esta cartera.

Más allá de su nula experiencia en temas de defensa por tratarse de un empresario, a Botero lo que más le reclaman es el regreso de aquellos fantasmas que acecharon a los colombianos en los tiempos de la seguridad democrática del gobierno de Álvaro Uribe. Como la orden a los militares de aumentar el número de bajas, que terminaría dándoles paso a los falsos positivos. Y parece que así sucedió.

Se evidenció con el asesinato de ocho menores de edad que luego fueron contados como guerrilleros muertos en un operativo, uno de los más exitosos presentado por el mismo presidente Iván Duque en los últimos meses. Su éxito radicó en la baja de Gildardo Cucho, el cabecilla de las disidencias de las Farc en Caquetá, sin importar que ocho de las 14 víctimas que dejó el operativo tenían edades entre los 12 y 17 años.

¿Por qué ocultó la información?

Entre las cosas que más le reclamaron en la moción de censura al ahora ex ministro fue el hecho de ocultar información importante a los colombianos, algo que en otras oportunidades ha ocurrido. “¿Usted por qué no le contó a Colombia que había bombardeado niños en ese operativo?”, le preguntó el senador Barreras a Botero.

¿Y ahora quién?

El presidente Iván Duque no se ha pronunciado sobre los hechos que lo envuelven a él y a su Gobierno en la matanza de ocho menores de edad, pero tampoco sobre la renuncia del ministro al que protegió contra las crisis políticas y coyunturas.

No se sabe con certeza quién podría ocupar el cargo que ostentaba Botero, pero varios nombres, como el de Juan Carlos Pinzón, Rafael Nieto Loaiza,  abogado de la entraña uribista, de extrema derecha, han sonado para un cargo que el ex candidato presidencial ansió y no le fue concedido.

Portada de Publimetro: La bomba que tumbó al ministro de Defensa

La bomba que tumbó al ministro de Defensa Portada Publimetro

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo