Tras el estallido social: ¿Ha muerto el modelo neoliberal?

El modelo económico actual ha sido apuntado como el mayor culpable de la desigualdad del país. Consultamos a especialistas sobre el futuro de la economía y el destino del neoliberalismo.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Consuelo Rehbein

El modelo económico chileno es neoliberal. Según explica el economista Pablo Baraona en su libro "Chile en el último cuarto de siglo", publicado en 1990, "el neoliberalismo es una política económica que sostiene que el libre mercado es el mejor espacio para la asignación e intercambio de los recursos económicos".

Pero las repercusiones del modelo, no estaban tan claras y se alimentó una poderosa desigualdad. Este modelo fue traído a Chile por estudiantes de la Universidad Católica que fueron a un intercambio a la Universidad de Chicago, por lo que luego fueron conocidos como "Chicago Boys".

Rolf Luders es tal vez el "Chicago Boy" original fue ministro de Economía en el gobierno militar de Pinochet. Entrevistado recientemente por BBC, Luders señaló que "el actual movimiento social tiene un complejo origen socio-económico y político y se ha traducido en hechos muy violentos y simultáneamente en marchas pacíficas multitudinarias".

Falta de contacto por parte de la élite 

Añade que "al privilegiar absolutamente el crecimiento y así a la reducción de la pobreza sobre la disminución de la desigualdad, se malinterpretaron las preferencias ciudadanas". "La falta de contacto de la elite con el resto de la población y algunas importantes fallas de implementación que permitieron ciertos abusos no sancionados, también han sido importantes", dijo.

¿Es entonces este despertar social el fin del modelo? "Creo que el modelo mutará siguiendo el modelo alemán, en donde se procura garantizar la igualdad de oportunidades y por lo tanto la desigualdad que estos modelos generan se aprecian como legítimas", explicó Carlos Villalobos, Director del Centro de Investigación en Economía Aplicada, de la Universidad de Talca.

bandera Aton

Por su parte, Aldo Madariaga, doctor en economía e Investigador del Centro de Economía y Políticas Sociales de la U. Mayor considera que esa desigualdad no debió mantenerse por tanto tiempo y que sólo fue sustentable por las maniobras políticas que se realizaron. "Para mantener el modelo en el tiempo fueron necesarias reformas políticas e institucionales. Sacaron al Estado de roles importantes", dijo el académico. "Tenemos que ver los ejemplos de Europa del Este. La Constitución será una pieza clave, porque para ver hacia donde guiar el modelo económico se debe definir qué queremos como sociedad en un sistema democrático y establecer acuerdos de consenso social. Los ciudadanos están cansados de no tener voz y hay que evitar que esto ocurra de nuevo", añadió.

Es necesaria una hoja de ruta

Natalia Piergentili, directora de Fundación Participa y ex subsecretaria de economía señala que se debe ser cuidadosos pues "la igualdad plena no existe". Sin embargo, "se tiene que tratar una hoja de ruta que define hasta donde vamos a llegar. Detallando cómo se podría mejorar esto en lo económico, como vamos a disminuir la desigualdad y como mejorar nuestro nivel de producción". "No basta solo una agenda social. La gente quiere que el Gobierno le detalle hasta donde vamos a llegar en el corto plazo, a un año, a tres años y a cinco años incluso", agregó.

Según apuntan los tres especialistas, el modelo tal y como está no mejorará el conflicto. El sistema económico chileno deberá mutar y considerar como una de sus piezas el resguardo de los derechos sociales. "Hay que terminar con la incertidumbre, porque afecta tanto a las personas como a la inversión. Hacer una nueva Constitución va a significar un esfuerzo democrático. Se debe considerar que hay que pasar de una sociedad de asistencia a una de derechos sociales con impuestos que apunten a una sociedad menos desigual", agregó Piergentili.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo