Un acuerdo por nueva Constitución a espaldas de la ciudadanía: propuesta de Chile Vamos genera quiebre político por mecanismo del proceso constituyente

La idea de una Convención Constitucional, con un 40% de representantes de la ciudadanía y sin plebiscito previo de consulta, provocó el rechazo de los partidos de oposición que califican de un "portazo a la ciudadanía" la propuesta de los oficialista.

Por Felipe Betancour

El acuerdo es transversal: es momento de que Chile tenga una nueva Constitución. Los diferentes sectores políticos y la sociedad civil presionaron para que el Gobierno se abriera a iniciar un proceso constituyente, opción que finalmente aceptó el Presidente Piñera durante el inicio de esta semana.

Con la decisión ya tomada, el debate avanzó hacía el mecanismo para llegar a construir la carta fundamental de la República. Sin embargo, las conversaciones entre los partidos oficialistas y de oposición se encuentran trabadas por el nivel de participación de la ciudadana en el proceso.

Hasta el momento son tres las propuestas que están sobre la mesa. Asamblea Constituyente, apoyada por el Frente Amplio y el Partido Comunista, Convención Constitucional, idea de Chile Vamos, y el Congreso Constituyente, mecanismo propuesto por el Gobierno.

La propuesta de Chile Vamos

La primera opción de Chile Vamos es que sea un 50% de personas electas por la ciudadanía y un 50% de parlamentarios.

Pero también apuntan a  que los encargados de escribir el texto sea un grupo de parlamentarios (40%), personas elegidas por la ciudadanía (40%), y un grupo de especialistas designados por los dos grupos anteriores que puedan ayudar a la redacción del texto (20%).

A pesar de que un primer momento Renovación Nacional abrió la posibilidad de un plebiscito de entrada para definir cuál es el mecanismo que la ciudadanía considera el más apto para la redacción del nuevo texto, ahora se pretende definir el mecanismo en reuniones cerradas con representantes de los distintos partidos políticos.

Sobre este tema la a presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, sostuvo que la propuesta de Chile Vamos es generar una comisión, ya que el actual Congreso elegido democráticamente y donde están todas las representaciones políticas.

"Esto no nos acomoda mucho, pero es una manera de cooperar al diálogo es decir que accedemos al 50%. El término medio, donde ambos cedemos de igual manera es eso y cuando nosotros lo planteamos no estábamos bluffeando, era una propuesta sería", aseveró.

Sobre la eliminación del plebiscito de entrada (para determinar qué tipo de proceso acepta la ciudadanía), sostuvo que hay que darle validez a la propuesta plebiscitaria de los alcaldes, ya que "creemos que es innecesario hacerlo en este acuerdo que estamos planteando (…) además que retrasa todo el proceso y además genera incertidumbre".

Es por esto que el Partido Comunista decidió restarse de estas conversaciones ya que aseguran que deben ser los ciudadanos quienes deben elegir entre la Asamblea, el Congreso Constituyente o la Convención.

"Desde luego nosotros somos partidarios de la Asamblea Constituyente, pero debe consultarse sobre los tres mecanismos que están en la palestra, o sea, Asamblea Constituyente, Congreso Pleno y Convención, pero que sea la ciudadanía la que decide no el Parlamento", dijo el presidente del PC, el diputado Guillermo Teillier.

Una propuesta "antidemocrática"

La propuesta de los partidos oficialista generó una grieta con los partidos de la ex Nueva Mayoría, quienes se preguntan por qué se deja a la ciudadanía de lado en este proceso constituyente.

"Nosotros tenemos voluntad de diálogo y obviamente siempre hay que seguir conversando, pero la propuesta que ha hecho hoy el oficialismo es profundamente antidemocrática, menos de la mitad de quienes van a redactar la Constitución van a ser elegidos por la ciudadanía y un 20 por ciento va a ser designado, quieren volver a la lógica de los designados", dijo el presidente del PS, el senador Álvaro Elizalde.

En tanto, el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, defendió la capacidad de los parlamentarios para redactar la nueva Constitución y repartir el 40% designados a los miembros del Congreso según las mayorías de la última elección parlamentaria.

"Hemos planteado un 40 por ciento de personas electas hoy día, más 40 por ciento de personas electas hace un año y medio, dos años atrás, que somos los actuales parlamentarios y una proporción equivalente al tamaño de cada uno de los bloques de cada partido, y un 20 por ciento de personas que se puedan elegir por dos tercios de esta convención para aportar desde su experiencia, no solamente constitucionalistas", aseguró el diputado de RN.

Frente Amplio y la Asamblea Constituyente

En tanto desde el Frente Amplio también advirtió que no participarán de un acuerdo político para definir el mecanismo para redactar la nueva Constitución.

A través de un comunicado informaron que “la propuesta del Frente Amplio, recogida en la mayoría del sentir ciudadano y de nuestro programa, es una Asamblea Constituyente con la totalidad de sus delegados elegidos democráticamente”.

También ratificaron “la necesidad de un plebiscito de entrada, donde la gente decida el mejor mecanismo para elaborar una nueva Constitución, y elija entre la Asamblea Constituyente u otros propuestos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo