¿Por qué Venecia aún no tiene lista la solución? Estado de emergencia para la ciudad italiana tras histórica inundación

La corrupción ha sido una de los principales motivos porque la ciudad de los canales se vio inundada

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Francisca Herrera

El gobierno de Italia declaró Estado de Emergencia en Venecia producto de las consecuencias que dejó la mayor inundación en más de 50 años que ha afectado a un 80% de la ciudad.

Tras la visita del primer ministro Giuseppe Conte para evaluar la situación, el gobierno decidió aprobar la medida de excepción solicitada por el alcalde de Venecia, Gianluigi Brugnaro, que permitirá desbloquear fondos para poder restaurar el patrimonio histórico del lugar.

¿Por qué se inundó tanto?

Durante la noche del martes las aguas en la ciudad italiana alcanzaron récords históricos al marcar 1,87 metros de profundidad, registro que es superado sólo por el de 1966 que marcó 1,94 metros de profundidad.

Pero esta no es la primera vez que la ciudad se inunda ¿por qué sucede? Todos los años los vientos del sur empujan el agua de la marea alta hacia la ciudad.

No obstante, esta vez un intenso temporal, con ráfagas de cien kilómetros, ha impactado a afectado a todo el país, lo que sumado a que los niveles crecientes del mar a causa de cambio climático y el hundimiento de la ciudad construida entre un sistema de canales la vuelven incluso más vulnerable.

La solución que nunca llega

Después de varios años de inundaciones y viendo a la vuelta de la esquina el cambio climático y el hundimiento de la ciudad, Italia no podía ser indiferente al futuro de la ciudad de los canales.

Es por esto que en 2003 se comenzó a construir el Modulo Sperimentale Elettromeccanico, más conocido como MOSE, un sistema de barreras móviles submarinas pretende limitar las inundaciones en la ciudad.

En términos simples, el proyecto consta de 78 compuertas mecánicas ubicadas en la conexión entre el mar Adriático y la laguna que alberga a la ciudad. Estas barreras deben permanecer abiertas en marea baja para el libre paso del agua, pero cuando esta suba a más de 1,1 metros sobre el nivel del mar se inyecta aire a las compuertas, elevándolas 45 grados e impidiendo la mayor entrada del agua que va del mar hacia la laguna.

La millonaria obra costaba unos siete mil millones de euros tenía que estar operativa en 2016, pero en 2014 quedó al descubierto una trama de corrupción y sobrecostos en el Consorcio Venecia Nuova, concesionario del Ministerio de Infraestructuras que tienen estancado el proyecto hasta el día de hoy.

A finales del 2018 se informó que más del 90% del proyecto estaba listo, no obstante, las aguas ahora superan los 1,1 metros para los que estaba diseñado y su poco mantenimiento ha producido óxido en las cubiertas.

"En este momento, el Moisés no puede levantarse para defender Venecia de la marea alta. En 2019, sólo se planificaron las pruebas de elevación que estábamos llevando a cabo", señaló Francesco Ossola, "comisionado técnico" de Mose, en entrevista con el diario italiano Il Corriere.

El experto señala que no se abrieron las compuertas el martes pasado porque el fuerte viento de la jornada tiende a bajarlas y el sofware que corrige ese error aún no se establece. Además, aseguró que falta personal, de los cuatro equipos de 20 personas que se requieren sólo existe uno para las pruebas.

La fecha de entrega esperada está fijada recién para el 31 de diciembre del 2021. Mientras tanto, la amenaza de una nueva inundación como la del martes continúa en los siguientes días.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo