"Son más parecidos a una piedra que a una bala de goma": estudio concluye que balines de Carabineros son 80% metálicos y apenas 20% de caucho

Expertos de la U. de Chile constataron que, además de la goma, hay sílice, plomo y sulfato de bario. Dos de esos componentes hacen que crezca su nivel destructivo.

Por Gabriel Arce

“Se han presentado denuncias de funcionarios del INDH donde presentan en televisión balines de acero. Carabineros de Chile no usa balines de acero”. Eso dijo el representante del Estado de Chile, Mijail Bonito, en la audiencia ante la Corte Interamericana de DD.HH. el pasado 11 de noviembre, descartando que las fuerzas policiales utilizara proyectiles metálicos para sus procedimientos. Sin embargo, un estudio realizado por el Departamento de Ingeniería Civil Mecánica de la FCFM de la U. de Chile, pone bastante en duda su afirmación.

En un informe encargado por la Unidad de Trauma Ocular del Hospital del Salvador, los académicos de la casa de estudios Rodrigo Palma y Patricio Jorquera, investigaron la composición de los balines que están siendo disparados por Carabineros de Chile, y llegaron a una conclusión tétrica: los perdigones están compuestos apenas por un 20% de goma, mientras que el 80% restante son compuestos metálicos.

En estricto rigor, dichos compuestos son el sílice, el plomo y el sulfato de bario, minerales de alta dureza. Y los componentes no parecen ser al azar. “La sílice hace que aumente la dureza del material, y las partículas de plomo hace que aumente su peso (el peso está directamente relacionado con la energía cinética de los balines). Ambos efectos, dureza y energía, hacen que se aumente significativamente el daño que producen los balines. Son más parecidos a una piedra que a una bala de goma”, indica el profesor Palma.

herido Aton

La caracterización de perdigones directamente extraídos por víctimas que llegaron al UTO, además constató la densidad y dureza de los mismos. En esto último, la dureza del perdigón es de 96.5 Shore A, unidad de medida que llega hasta 100, y que está directamente relacionado con el daño que puede causar.

Al respecto, la directora del Dimec de la Universidad de Chile, Viviana Meruane, indica que “el hecho de que sean más duros que la goma hace que produzcan más daño y penetren en el cuerpo. Un balín de goma debería sólo rebotar y dejar un hematoma, pero los que ocupan Carabineros penetran”.

Los resultados son alarmantes, teniendo en cuenta que, según la Cruz Roja, más de 2.500 personas han resultado heridas durante las protestas en Chile. Y de acuerdo con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), hubo al menos 400 lesiones por disparos de balas de goma o perdigones.

No es casualidad que un símbolo de la represión hoy sean los afectados por daño ocular severo, incluso con estallidos del globo ocular. De hecho, la Sociedad Chilena de Oftalmología, indicó que las personas heridas en los ojos han superado a las 200 personas; donde el 60% padeció una disminución severa de la visión, mientras que casi el 30% quedó completamente ciega en un ojo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo