Mundo

La reina Isabel dejó de lado su enojo: decidió ayudar al príncipe Harry y Meghan Markle a enfrentar las presiones de la vida real

La reina quiere mantener a su familia unida.

Los duques de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Harry, no la han pasado muy bien durante los últimos meses y así lo revelaron en unas entrevistas que fueron publicadas tras su gira por África.

Meghan habló sobre sus difíciles días durante su embarazo y la maternidad donde ha sido el blanco de los paparazzis, y Harry confesó el distanciamiento que existe entre él y su hermano William.

Sin embargo, a pesar de que la reina Isabel no está muy contenta con que la pareja real haya revelado secretos íntimos de la familia a la prensa, se ha preocupado por ellos y los ha ayudado en los últimos días.

La monarca ha decidido intervenir en la situación y ayudar a los duques de Sussex a enfrentar las presiones de la vida real visitándolos constantemente en la casa de Frogmore Cottage.

«Los cortesanos han confirmado que la Reina a menudo conduce para ver a la pareja en su casa de Frogmore Cottage cuando está en el cercano Castillo de Windsor», informó el corresponsal real Richard Palmer a medios británicos.

Y es que según Palmer, la reina trata de mantener la unidad en su familia tras las “tensiones aparentes entre Harry y su hermano William”, y aunque no está de acuerdo en cómo Harry y Meghan han actuado quiere ayudarlos para mantener el orden en la realeza.

Te recomendamos

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos