Recrudece la tensión en Hong Kong: estudiantes resisten al interior de la Universidad Politécnica tras más de 30 horas cercados por la policía

“Aparte de salir para rendirse, no veo en este momento que haya ninguna opción viable para ellos”, dijo el comandante de la policía.

Por AP/ Publimetro

Este domingo las autoridades de Hong Kong anunciaron su intención de reabrir el túnel más importante de la ciudad. Dicha decisión derivó en un recrudecimiento del movimiento en favor de una mayor democracia que desde junio se extiende por las calles de este territorio semiautónomo.

Y es que cientos de estudiantes se atrincheraron en la Universidad Politécnica de Hong Kong (PolyU), ubicado en un sector que las autoridades califican como “zona de disturbios”, lo que produjo una fuerte arremetida de la policía.

En este contexto, los uniformados optaron por lanzar gases lacrimógenos, tinta y municiones a los manifestantes, lo que derivó en barricadas en la entrada del campus para impedir el paso de la policía al interior de este.

Hasta ahora los reportes indican que la policía hongkonesa optó por esperar afuera del recinto estudiantil, aguardando a los activistas que aún se mantienen en su interior.

“Pienso que el gobierno de Hong Kong está haciendo todo lo posible para mantener la situación bajo control, pero si la situación se vuelve incontrolable el gobierno central no se quedará sin hacer nada”, expresó al respecto el embajador de China en Londres, Liu Xaoming.

Noche de terror y aguante

La semana laboral en Hong Kong comenzó con varias protestas que interrumpieron el tráfico. También con escuelas cerradas por motivos de seguridad.

Según trascendió, los manifestantes pasaron días "fortificando" el complejo universitario para impedir el acceso de la policía. Por lo que hoy, arrinconados por las autoridades, intentaban salir.

La policía rechazó un intento de salida por la mañana con gas lacrimógeno, empujando a cientos de manifestantes de vuelta al campus en un intento de arrestar al mayor número posible.

“Estos alborotadores también son delincuentes. Tienen que afrontar las consecuencias de sus actos”, afirmó Cheuk Hau-yip, comandante del distrito de Kowloon Oeste, donde se encuentra la universidad.

“Aparte de salir para rendirse, no veo en este momento que haya ninguna opción viable para ellos”, dijo.

La policía tenía la capacidad y determinación de poner fin al pulso de forma pacífica, afirmó, de modo que los manifestantes no debían “abusar de su suerte”.

Cabe mencionar que durante la álgida jornada el  Tribunal Superior de Justicia de Hong Kong  derogó la prohibición de usar máscaras en las protestas, calificando como inconstitucional la medida que fue introducida el pasado 5 de octubre por el gobierno.

Manifestaciones se extienden por meses

Por su parte, los inconformes ganaron una batalla legal cuando el alto tribunal del territorio derogó una prohibición a las máscaras introducida el mes pasado por el gobierno. La corte dijo que no consideraba que las leyes contra las máscaras fueran ilegales en general, pero que en este caso, la ley infringía derechos fundamentales más de lo razonablemente necesario.

Muchos manifestantes llevan máscara para proteger su identidad de las cámaras de vigilancia, que podrían utilizarse para identificarles, detenerles y procesarles. La prohibición ha sido ignorada de forma generalizada, y la policía ha presentado cargos contra manifestantes por llevar máscara.

Las protestas comenzaron de forma pacífica a principios de junio, en respuesta a una propuesta de ley que habría permitido extraditar a sospechosos de delito a la China continental para juzgarlos allí.

Para cuando se retiró la propuesta, las protestas habían crecido para convertirse en un movimiento de resistencia contra Beijing y el gobierno del territorio semiautónomo chino.

Los activistas ven la ley de extradiciones como un ejemplo de cómo se está degradando la autonomía hongkonesa bajo la autoridad de Beijing, desde que Gran Bretaña devolvió la ex colonia en 1997.

El director de un diario nacionalista chino dijo que la policía hongkonesa debería emplear francotiradores con munición real contra los manifestantes violentos.

“Si se mata a los alborotadores, la policía no debería tener que asumir responsabilidad legal”, afirmó en el medio social Weibo Hu Xijin, editor del Global Times.

Por otro lado, la policía emitió una orden de búsqueda para una mujer herida después de que, según dijeron, varios manifestantes detuvieran la ambulancia en la que iba, lanzaran piedras y ladrillos al interior y la liberaran de la custodia policial.

Un agente hizo tres disparos, aunque según la policía no alcanzó a nadie.

La mujer, de 20 años, había sido detenida en la calle Nathan, cortada por manifestantes, por participar en asamblea ilegal. Cualquiera que ayudara a la mujer afrontaba cargos de asistir a un delincuente, penados con hasta 10 años de prisión, según un comunicado en la página de Facebook de la policía.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo