Tragedia aérea en Mali: choque de helicópteros mata al menos 13 soldados franceses

Participaban en la misión contra extremistas islámicos

Por Agencias

Dos helicópteros chocaron en pleno vuelo matando a al menos 13 soldados franceses que participaban en la misión contra extremistas islámicos en Mali, dijo Francia el martes, en su incidente con más bajas desde el inicio de la operación en el Sahel, una región del África occidental, en 2013.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, expresó su “profunda tristeza” por el accidente ocurrido el lunes en la noche. “Esos 13 héroes tenían un único objetivo: protegernos”, escribió en Twitter.

Los dos helicópteros volaban muy bajos cuando chocaron y se estrellaron en la región maliense de Liptako, explicó el ejército galo. Ninguno de los ocupantes de los aparatos sobrevivió.

"Con el mayor respeto la memoria de estos soldados del ejército, seis oficiales, seis suboficiales y un cabo maestro, caídos en operación y muertos por Francia en la dura lucha contra el terrorismo en el Sahel", señaló el gobierno en un comunicado junto con enviar las condolencias a las familias.

Las aeronaves respaldaban a efectivos franceses que perseguían a un grupo de extremistas por tierra. Las autoridades abrieron una investigación para determinar las circunstancias exactas del accidente, explicó la ministra francesa de Defensa, Florence Parly.

Operación contra extremistas

En la operación en África Occidental y Central participan 4.500 efectivos y es la principal misión del ejército francés en el extranjero.

Francia intervino en 2013 luego de que los extremistas se hicieron con el control de dos importantes localidades en el norte de Mali e implementaron una versión radical de la ley islámica. Se vieron obligados a retirarse al desierto, donde se han reagrupado y se trasladaron a zonas más pobladas del sur.

Al menos 44 soldados franceses murieron en la operación desde 2013.

Las muertes llaman la atención sobre un preocupante frente en la lucha global contra el extremismo. Solo este mes, atacantes vinculados al grupo extremista Estado Islámico o a Al-Qaeda mataron a docenas de soldados locales en la región y emboscaron a un convoy con empleados de una empresa minera canadiense, dejando al menos 37 muertos.

Un nuevo repunte en el número de ataques extremistas en Mali mató a más de 100 soldados locales en los dos últimos meses. El grupo extremista Estado Islámico suele atribuirse la autoría de los atentados.

Según Estados Unidos, la región del Sahel, en el oeste de África, es un frente emergente en la lucha contra EI y otras milicias radicales, incluyendo las vinculadas a Al Qaeda.

Antes de su muerte este año, el líder de EI, Abu Bakr al-Baghdadi, felicitó a los “hermanos” en Mali y en la vecina Burkina Faso por jurar lealtad al grupo.

La operación Barkhane del ejército francés es uno de los operativos en marcha para luchar contra la creciente amenaza extremista, que incluyen una fuerza antiterrorista regional formada por cinco países y una misión de paz de Naciones Unidas en Mali.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo