Lo que hizo caer al hijo favorito de la reina: los escándalos de la relación de Epstein y príncipe Andrew que le pasaron la cuenta

Una amistad de años y acusaciones de abuso sexual le pasaron la cuenta al duque de York, que fue retirado de la vida pública

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Francisca Herrera

Durante su juventud, el príncipe Andrew, tercer hijo de la reina Isabel II, se había consolidado como el hijo favorito de la monarca: fue con quién más pasó en su infancia y la admiración que provocó su participación en la Guerra de las Malvinas.

Ni siquiera los escándalos producto de su fallida relación con Sarah Ferguson lo alejaron de lo alto del corazón de su madre.

Sin embargo, fue su relación con el empresario Jeffrey Epstein, acusado de tráfico y abuso sexual de menores, quien obligó a la reina a marginarlo de la vida pública.

Amistad

La relación de Andrew con Epstein comenzó en 1999, según relata el royal, se conocieron a través de Ghislaine Maxwell, amiga del británico y novia del estadounidense.

Sin embargo, reportes de la prensa aseguran que ambos viajaron en un jet privado en febrero de ese año a la isla privada del empresario en las islas Vírgenes de EEUU e inclusive aseguran que el magnate se había reunido diez meses antes con Sarah Ferguson.

Desde 1999 Andrew y Epstein coincidieron en las mismas fiestas e inclusive la reina le prestó a su hijo favorito la finca de Sandringham en Norfolk para celebrar el cumpleaños sorpresa de su amiga Maxwell.

De acuerdo con la determinante entrevista que dio el príncipe a la BBC, Andrew veía a Epstein tres veces al año, había viajado en su jet privado y reconoció haberse quedado en las casas del magnate en su isla privada, Palm Beach (Florida) y Nueva York, todas sindicadas más tarde como sedes de prostitución y tráfico infantil.

Cárcel para Epstein

Las primeras acusaciones contra el empresario llegaron en 2005, cuando fue acusado de abusar sexualmente a una menor de 14 años en su casa en Florida. En julio del 2006 fue acusado de solicitud de prostitución. A pesar de esto, un mes después fue invitado al cumpleaños 18 de la hija mayor de Andrew.

El caso de la menor de 14 años terminó con Epstein confesando su culpabilidad en un acuerdo secreto en 2008, pasó 18 meses en la cárcel.

A pesar de esto, ambos fueron fotografiados juntos paseando por Central Park en 2010, cuando terminó de cumplir su condena. En esa ocasión Andrew alojó en la casa de Nueva York.

Según el royal en la entrevista con la BBC, esta reunión fue para decirle a Epstein que terminaban su amistad. "Dije: 'Mira, debido a lo que sucedió, no creo que sea apropiado que sigamos en contacto"", indicó.

Acusaciones a Andrew

Era el 2015 cuando el duque de York fue nombrado en documentos judiciales que acusaban a Esptein por abuso sexual de menores. Virginia Roberts, ahora Virginia Giuffre, señaló que cuando era menor de edad la obligaron a tener relaciones sexuales con el príncipe tres veces entre 2001 y 2002 en Londres, Nueva York y las isla privada del magnate.

Andrew dijo no "recordar" a Giuffre y que el día que se acusa que tuvo relaciones sexuales con ella el 2001 en Londres él estaba cuidando a sus hijos. Los antecedentes fueron borrados del juicio luego que el juez los consideró "inmateriales e impertinentes".

El 10 de agosto de este año Jeffrey Epstein murió en la cárcel mientras esperaba ser juzgado por cargos de trata de personas con fines sexuales en Nueva York.

Tras el deceso comenzaron a reflotar y salir a la luz los contactos del duque con el multimillonario, su visita a Nueva York en 2010 tras ser liberado y las acusaciones de mujeres contra el príncipe. La realeza ha tenido que salir a desmentir cada acusación.

Durante este año se conoció que una mujer, identificada como Johanna Sjoberg, aseguró en 2001 que el duque de York le tocó el pecho en la mansión de Manhattan del empresario.

Giuffre reflotó las acusaciones contra Andrew y desafió al miembro de la realeza británica diciendo: "Él sabe exactamente lo que ha hecho y espero que sea sincero al respecto".

Salida de Andrew

Sin embargo, no fue hasta que el príncipe dio una sincera entrevista a la cadena británica BBC sobre su relación con Epstein, donde lo enfrentaron a fotos y videos de declaraciones de Giuffre contra él, que la Corona decidió tomar cartas en el asunto y pedirle que se retirara de la vida pública.

Sólo su ex esposa, Sarah Ferguson, ha declarado su apoyo a su marido diciendo que “estaba orgullosa de este gigante de principios”.

Aquí fue cuando la reina Isabel II, bajo asesoría de su otro hijo Carlos y del príncipe William, tomó la decisión de que su hijo favorito abandone el palacio de Buckingham y se retire de la vida pública.

Además, la monarca canceló la gran celebración que preparaba por el sexagésimo cumpleaños del del duque de York. Aunque como madre no lo abandona al parecer, ya que dos días después Isabel II no dudó en salir a montar a caballo con él en el castillo de Windsor, según Vanity Fair.

Pero las consecuencias parecen no quedar hasta aquí. Este jueves The Times reveló que altos funcionarios militares pidieron que Andrew debería ser despojado de sus roles militares a raíz del escándalo de Jeffrey Epstein.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo