Ser "Pro" nivel iPhone: Review al gran titán de la manzana

Revisamos el iPhone 11 Pro Max. El equipo que se corona como el "hermano mayor" de esta nueva generación trae bastantes sorpresas y potencia que sigue evolucionando.

Por Consuelo Rehbein

Cada año la carrera de los smartphones se vuelve aún más competitiva. Y cada año, Apple se las arregla para seguir sorprendiendo con un iPhone. Este año, presentaron tres equipos: iPhone 11, iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max. Esta nota habla de este último.

El más grande de los tres 11, es también el más completo. Lo primero, su estética. Previo a su lanzamiento ya se habían filtrado algunas imágenes que nos mostraban su novedosa triple cámara. La disposición, no lineal, le da un toque único. En este punto, se atrevieron con algo distinto y en lo personal, agradó bastante.

El material en su parte trasera es de una sola pieza de cristal con acabado mate. Se ve hermoso y tranquilidad: no se marcan las huellas. Punto para Apple. Además, esta vez prometen "el cristal más resistente que han incorporado en un iPhone". Después de varias caídas, creemos que es así.

Un detalle, que puede pasar desapercibido, es la nueva disposición del logo. A partir de ahora, este estará en el centro y nos despedimos de la palabra “iPhone” serigrafiada en la parte de abajo. ¿Colores del equipo? Gris espacial, plata, oro y verde noche.

Pantalla

La pantalla del iPhone presenta varias mejoras, como el aumento del brillo que es capaz de emitir. Y es increíble la visibilidad que logra, incluso en el día más soleado. El brillo tendrá un máximo de 800 nits aunque podrá llegar a 1200 cuando esté reproduciendo contenido en HDR.

La pantalla del iPhone 11 Pro Max es OLED de 6,5 pulgadas con una resolución de 2688×1242. Cuenta además con soporte HDR. ¿Densidad? 458 píxeles por pulgada. Los colores se ven naturales y llenos de energía, como ya es costumbre en estos terminales.

Respecto a la capacidad táctil, ésta ha evolucionado. Pasamos de 3D Touch, tecnología que detectaba varios niveles de presión, a Haptic Touch. La diferencia no es tan sustancial, pero si bastante funcional. Puedes realizar prácticamente las mismas opciones que antes pero solo deberemos mantener pulsado y no detectará que tan fuerte estemos pulsando el botón correspondiente.

¿Y el notch? El símbolo de las nuevas generaciones de iPhone (replicado por muchos), sigue ahí. Estéticamente es exactamente el mismo que incluía la anterior generación. Pero hay una ventaja funcional: gracias a iOS 13 hay una mejora de un 30% en velocidad de reconocimiento.

iPhone Getty

Cámaras

Tres cámaras en un iPhone es algo que no se esperaba hace unos años. Cuando comenzaron a salir equipos con esta disposición, era extraño imaginarse un iPhone que se sumara a esta tendencia, algo extraña. Pues bien, lo hicieron y además le dieron una estética propia.

En lo técnico iPhone sigue siendo iPhone. Simplemente sacas tu equipo, disparas, y sabes que tendrás un buen resultado. En software cuenta con una interfaz completa pero intuitiva. Dato extra: el cambio de cámara no se nota apenas, resulta muy suave y es generalmente imperceptible. Esto no sucede con otros equipos.

Gracias a iOS 13 contamos con un editor de fotos totalmente renovado. Y en los iPhone de la generación 11 tendremos un nuevo modo de retraso (Luz en clave alta mono) que nos permite hacer fotos añadiendo todo el fondo en color blanco.

En resumen, contamos con una cámara ultra gran angular (13 mm), el tercer lente, la novedad. Esta nos permite hacer fotos con una distancia focal de 13mm que permite un campo de visión de 120º. Apple ha decidido que esta cámara no solo sirva para hacer fotos con “ojo de pez” sino ayude a aumentar la información captada. Así logran ángulos formidables. Nada quedará fuera de la foto.

El segundo lente corresponde a una cámara teleobjetivo (52mm). En comparación a la generación anterior, ahora mucho más luminosa. De hecho, la anterior generación tenía un f/2.4, que es exactamente lo mismo que tiene ahora el gran angular.

Esto hace que sea posible ejecutar el modo noche con esta cámara. El teleobjetivo no se amplia y permanece en x2, lo cual nos permite hacer muy buenos retratos. La cámara, al igual que la principal, tiene estabilización óptica. Ideal para videos. Resultados increíbles.

Completa el trío una cámara clásica (26mm). De hecho, la cámara principal no tiene grandes cambios respecto a la generación anterior aunque el HDR ha sido mejorado. Esta lente va a poder utilizar el modo noche y tiene estabilizador óptico. Con toda esta configuración, el modo noche y la estabilización de video de este nuevo iPhone son los grandes goles.

iphone Getty

Potencia

El iPhone 11 Pro Max trae el nuevo procesador de Apple, el A13 Bionic. Cuenta con una arquitectura de 64 bits y es la segunda generación que incorpora un procesador de 7 nanómetros. Apple incorpora seis núcleos: Cuatro son de alta eficiencia y los otros dos de alto rendimiento. La compañía nos promete que los cuatro de alta eficiencia son un 20% más rápidos y un 40% más eficientes que el A12 Bionic. Y así mismo se ha comportado.

En la batería también se observan mejoras. Es que este nuevo procesador tiene un menor consumo: de un 30%.  Con uso intensivo llegarás al final del día, y con uso relativo incluso alcanzarás a tener tu teléfono activo algunas horas de la siguiente jornada. Cabe destacar que en la caja trae un cargador con soporte de carga rápida de 18W.

El sonido tal vez no es un aspecto que llame tanto a la hora de hablar de un smartphone, pero en este caso si. Suena increíble. Este año cuenta con la tecnología Dolby Atmos. Utiliza como altavoces, tanto el situado en el lateral como el del notch. El sonido te envuelve. El sonido es nítido y preciso.

Conclusión

Lo que uno espera año a años de un iPhone es evolución. Y nuevamente, cumplieron. De hecho, superaron la expectativa. Si bien, Apple ya nos tenía acostumbrado a una fotografía de gran calidad, la disposición, funcionalidad, resultados y diseño de esta configuración triple es de una calidad superior.

El diseño del equipo, acompañado de la potencia de siempre y de la gran mejora de batería, hacen que este iPhone se presente como un compañero diario que soportará la más difícil de las jornadas, incluido un buen tiempo para jugar y exprimir ese procesador.

Si bien el equipo puede ser un poco grande y pesado para quienes tenemos las manos pequeñas, esto mismo hace que se sienta sólido. La resistencia es uno de sus puntos fuentes y se agradece en una era donde el cristal es el rey y uno de verdad quiere "lucir" el equipo. ¿Vale la pena? Siempre un buen equipo será caro, pero si la pregunta apunta a si es necesario actualizar de la generación anterior a esta, de todas maneras. Los cambios se notaron y nuevamente, superaron su propia barrera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo