Las aguas más tormentosas del planeta: así es la zona donde desapareció el avión de la Fuerza Aérea camino a la Antártica

Las olas, la temperatura del agua y la velocidad de las corrientes hacen el lugar una zona compleja.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Nathaly Lepe

El Paso Drake, también llamado Mar de Hoces o Mar de Drake, es el tramo de mar que separa América del Sur de la Antártida, entre el cabo de Hornos y las islas Shetland del Sur.

Es en este paso marítimo en el que desapareció el Hércules C-130 la tarde del lunes con 38 pasajeros a bordo. La anchura de este mal llamado estrecho es en su parte más angosta de ochocientos a novecientos cincuenta kilómetros y sus aguas son tradicionalmente consideradas por los navegantes como las más tormentosas del planeta.

Por eso es que las labores de rescate deben ser lo más rápido posible, tal como lo confirma el investigador y oceanógrafo de la UNAB Cristian Rodrigo, quien detalla que él mismo ha navegado y sobrevolado la zona en varias oportunidades y en en una de las mismas naves que ahora se encuentra siniestrada. 

El profesional señala que según los antecedentes que maneja "las condiciones del mar no estaban tan mal, con olas de dos o tres metros de altura, lo que es grande para una zona de bahía como Valparaíso", pero no para el lugar en que desapareció la nave.

La temible vía marítima

Además de las olas de hasta 10 metros que habitualmente se registran en la zona y vientos de más de 150 kilómetros por hora, la temperatura del agua es un tema también complejo, según el académico.

"Hay de cuatro a seis grados de temperatura en la zona, pero un par de kilómetros al sur la temperatura superficial baja a 3 grados Celsius".

Otros aspecto a considerar a la hora del rescate es la velocidad con la que se mueve la corriente circunpolar que domina en la zona. "Tiene una velocidad de 30 centímetros por segundo, eso es 1 kilómetro por hora en dirección al este", aclara el oceanógrafo.

"Lo importante ahora es que la búsqueda se haga lo más rápido posible porque hay una buena condición relativa", precisa.

No obstante, apunta que también se debe considerar los problemas de visibilidad que incluso cuando se navega en buques de mayor tamaño, "se pierde el horizonte".

Finalmente apunta que la posibilidad de realizar un amarizaje en la zona es complejo debido al fuerte oleaje. "Es complejo, pero no imposible", concluye con un grado de esperanza.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo