¿Por qué la Navidad es tan costosa?

Metro investiga el fenómeno de la locura de las compras en la víspera Navidad y encuentra el camino hacia los gastos razonables

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Asya Gelman

Muchas personas comienzan con sus compras mucho antes del periodo navideño. Otros, sin embargo, esperan hasta el último momento. Curiosamente, el resultado es prácticamente el mismo: después de que la fiebre navideña baja junto con las chispeantes luces, nos damos cuenta de que el gasto realizado es mucho mayor que el que pensábamos en un principio.

En 2017, la inglesa Emma Tocar gastó £1500 (USD$1932) en regalos para sus tres hijos. Ella compartió su historia en las redes sociales e inmediatamente se hizo viral. Para poder comprar todos los regalos tuvo que ir a la caza de gangas durante todo el año. Así provocó una gran polémica sobre la visión excesivamente materialista de la Navidad que muchos de nosotros tenemos.

La condena de la obsesión consumista queda demostrada en la investigación de YouGov.  Los españoles (81%) y británicos (77%) resultaron estar más decepcionados con el cambio materialista que la Navidad habría sufrido. Sin embargo, su gasto para la temporada de fiesta es el más alto de Europa: 601 y 646 euros por hogar de promedio, según Deloittee.

Aún así la fama de la nación más derrochadora sigue siendo la de los estadounidenses, empleando un promedio de 1496 dólares.  Según el Ferratum Christmas Barometer la gente tiende a gastar más en ropa de invierno, moda, juguetes y juegos, así como en las actividades familiares y o electrónica de consumo. Por lo tanto se alimentan con la oportunidad de las compras “beneficiosas” proporcionadas por la mayoría de las empresas modernas. Los expertos afirman que el inicio de los gastos de Navidad varían según el país de origen.

“El comienzo de las fiestas tradicionales varía según el país. Por ejemplo, generalmente se considera que comienzan el día después del día de acción de Gracias en los Estados Unidos, mientras que en unos cuantos países comienzan antes y en muchos después (por ejemplo, el primer día de Adviento). Por supuesto, algunos países sitúan la Navidad basándose en el calendario gregoriano (25 de diciembre) mientras que otras naciones se guían en el calendario juliano (7 de enero). Finalmente, muchas regiones del mundo no asocian la ‘temporada de vacaciones’ con la Navidad”, – dice Charles D. Lindsey, profesor asociado del Departamento de Marketing en la Escuela de Administración de la Universidad de Buffalo.

Las encuestas muestran que cerca de la mitad (40%) de todos los consumidores en los EE.UU. comienzan sus compras antes de Halloween.

“Durante años, los minoristas han comenzado a mostrar su mercancía de fiesta cada vez más temprano. Este es un fenómeno conocido como «Christmas Creep» (adelanto dela Navidad), este  se utilizó por primera vez en los años 1980 y 1990”, afirma Lindsey.
Por otra parte, una gran parte de los compradores modernos están entusiasmados por la oportunidad de reembolso (Cash back en inglés), por eso la gente compra más en relación con la previsión futura de las vacaciones: “Cash Back Thursday se celebra el primer jueves de noviembre, los compradores pueden obtener hasta el 20% de su dinero de vuelta en las compras realizadas online en un período de 24 horas, patrocinado por RetailMeNot (una colección de sitios web de cupones). El dinero se devuelve a través de PayPal o Venmo en el plazo de 45 días, que es justo a tiempo para hacer cualquier compra de última hora”.

Navidad

Eventos como Black Friday, Cyber Monday o Small Business Saturday animan a la gente a gastar más con la esperanza de la devolución. Por otra parte, a mediados de diciembre, algunos productores organizan el envío libre cuando los usuarios renuncian a cualquier recorte mínimo de dinero y la garantía de que los artículos llegarán en la víspera de Navidad.

Los expertos están de acuerdo en que los minoristas no dudan en utilizar factores determinantes de la psicología humana para aumentar las ventas.

“La atmósfera de las tiendas les ayuda mucho. Los minoristas a menudo empiezan a poner decoraciones, a tocar música navideña, a utilizar olores característicos de las fechas y a mostrar de forma prominente tarjetas de felicitación en septiembre para animar a los consumidores a pensar en la temporada que se acerca y a adoptar un marco más festivo”, afirma Lindsay.

Los envases temáticos, los eventos relacionados en las tiendas como las visitas de papá Noel y las ofertas y descuentos relacionados con los precios afectan a la mente de los consumidores. Como resultado, las personas se sienten estresadas por las compras de vacaciones.

“La gente puede tratar de demorarse para evitar tener que pensar en lo que necesita comprar a los demás. Eso puede llevar a una carrera loca por comprar regalos en el último minuto. Además, la gente está preocupada por si a los demás les gusta los regalos que compran, lo que produce una tentación de gastar de más. Es importante  recordar que la gente se queda con el gesto de recibir un regalo más de lo que el regalo es en sí,  por lo que no debe sentir que usted tiene que gastar más de sus medios para hacer feliz a otras personas”, dice el profesor Arthur B Markman, director ejecutivo del Departamento de Psicología de la Universidad de Texas en Austin.

Como resultado, algunas personas se vuelven locas y ansiosas, lo que puede provocar problemas relacionados con la salud mental. “Ciertamente hay algunas personas que se sienten ansiosas por las multitudes y podrían considerar desagradable la experiencia de ir de compras en los días de compras más populares. Esa es una de las razones porque las compras en internet se han vuelto tan populares. Una gran fuente de ansiedad para muchas personas es el conseguir regalos para la familia y los amigos más apreciados. Puede ser muy estresante ir por un regalo para alguien en concreto y sentir que no le puede gustar o apreciar el regalo que usted le está dando. Para contrarrestar ese estrés, trate de preguntar a la gente qué tipo de regalos realmente quieren”, aconseja Markman.

Todavía no todo el mundo se vuelve tan loco por la Navidad. En países sin una población cristiana significativa, la presión para ir de compras durante las fiestas es menor. Además, el mayor día de compras del año en todo el mundo (ventas online y offline) no está relacionado con un día de fiesta tradicional. Se trata de Single Day o Día del soltero (11/11), que se inició en Singapur en la década de 1990 y se también se celebra en China.

“Sin embargo, ciertamente hay potencial en la popularidad de las diferentes fiestas de cada país o región del mundo. El día festivo más universalmente celebrado o más multinacional es todavía la Víspera de año Nuevo”,  remarca Linsey.

No importa el presupuesto de gasto para la mayoría, la Navidad no se trata de gastar dinero sino de su espíritu. Según YouGov la gente aprecia más la oportunidad de divertirse con la familia y los amigos (69%) y sólo 4% se molestan en recibir regalos y otros gastos.

Datos navideños:

• Los alemanes y los estadounidenses son los que más anhelan la Navidad en el mundo: 68 y 67% respectivamente,  según YouGov.

• China domina el mercado de Navidad con un 60% de producción en relación a la fiesta, sobre todo se refiere a productos de decoración y regalos,  según Annals of the University of Oradea.

 

Consejos para no ser víctima de la locura del consumo

• Establecer y mantener un presupuesto. Debe basarse en lo que usted puede razonablemente permitirse (y no en lo que otras personas están gastando).

• Recuerda que es la intención lo que cuenta. La mayoría de las personas realmente apreciarán recibir regalos personalizados, creativos  y/o hechos en casa (independientemente de lo barato).

• Hay tiempo suficiente para buscar buenos precios/ofertas y comparar ofertas. La prisa es un desperdicio.

• A pesar de la tentación de sacar provecho de las ventas en eventos significativos como Black Friday, puede ser útil tratar de comprar principalmente en los momentos en que las tiendas no están tan llenas para evitar el frenesí. Cuando ves a otras personas comprando, aumenta tu propio deseo de comprar. Cuando compras en una tienda que está menos concurrida, hay menos influencia social en tu propio comportamiento de compra.

• Aprovecha los sitios web de cupones como RetailMeNot y las aplicaciones de comparación de ofertas como ShopSavvy e InvisibleHand. ShopSavvy te permite utilizar tu celular para escanear el código de barras de un artículo y buscará el precio más bajo en línea (y en las tiendas de tu área). InvisibleHand es invisible cuando está haciendo compras en línea, hasta que encuentra un precio más bajo para el artículo que estás buscando.

6 cosas más caras de  Navidad:

1 Árbol
£7 millones (9 millones de dólares) costó  un árbol de Navidad decorado con piedras preciosas, plata y oro. Fue expuesto en el Emirates Palace, Abu Dhabi en 2010.

2 Carta de Navidad
Una de las primeras tarjetas de colores de Navidad en el mundo se vendió en una subasta en el Reino Unido por £20.000 (USD$25.760).   Originalmente enviada por Sir Henry Cole a su abuela en 1843.

3 Bola navideña
En su fabricación se utilizaron 1.578 diamantes. Tiene dos niños a modo de órbita salpicados con 188 rubíes. Fue vendida en el Reino Unido en 2010 por £82.000 (USD$105.600).

4 Falda del árbol de Navidad
Por USD$1.650 uno puede obtener un accesorio único elaborado a partir de algodón/rayón terciopelo, bordado a mano con hilo de seda de oro y embellecido a mano con cristales Swarovski.

5 Corona Floral
Por el precio de 2,8 millones (USD$3.61 m)  se podría conseguir una decoración de Navidad con 32 diamantes y 16 rubíes. Esta lujosa creación sólo duró 12 días.

6 Pasteles de fruta
£21,000 (USD$27.000)  es el precio de una bandeja de 6 meriendas tradicionales de Navidad. Estaba relleno de trufas, paté de hígado, miel de Manuka, bayas de goji,  PX Reserva sherry, y envuelto en oro de 24 quilates, y servido junto a un cognac Louis XIII.

Gastos en relación a los ingresos familiares disponibles:

Gasto Navidad

Gastos medios estimados de los hogares por países
(en euros):

 

Gasto Navidad
chi
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo