Lesiones por "armas menos letales", violencia sexual y torturas: los detalles que revela el devastador informe sobre violaciones a los DDHH de la ONU

Los detalles y testimonios son sobrecogedores.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Nathaly Lepe

La oficina de la alta comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, dio a conocer este viernes el informe sobre la misión que estuvo en nuestro país entre  el 24 de octubre y el 22 de noviembre, tras el estallido social.

En el documento de 35 páginas se destaca que los observadores de la ACNUDH constataron "ciertas violaciones a los derechos humanos, en particular el uso indebido de armas menos letales y los malos tratos, son reiteradas en el tiempo, en el espacio y con respecto a quienes son los supuestos perpetradores y las víctimas".

Respecto de esa materia, el informe dedica especialmente un capítulo a las violaciones a los DDHH, especialmente a las asociadas a las lesiones -incluidas las oculares- producidas por el uso de perdigones y otros dispositivos, la tortura y los tipos que se han aplicado y la violencia sexual a la que fueron sometidos algunos detenidos.

Informe de Naciones Unidas por Chile: "Se ha producido un elevado número de violaciones graves a los derechos humanos"

"Carabineros ha incumplido, de forma reiterada, con el deber de distinguir entre manifestantes violentos y personas que se manifestaban pacíficamente. Carabineros utilizó fuerza no letal cuando la manifestación fue pacífica, con el objetivo aparente de dispersar la manifestación o evitar que los participantes llegaran al punto de reunión", señala el documento..

Lesiones por "armas menos letales"

Sobre el primer punto, relativo al uso de armas "menos letales" se destaca que "la ACNUDH considera que el número alarmantemente alto de personas con lesiones en los ojos o la cara (aproximadamente 350) muestra que hay razones fundadas para creer que las "armas menos letales" se han utilizado de manera inadecuada e indiscriminada, en contravención de los principios internacionales para minimizar el riesgo de lesiones".

Agregando que "la ACNUDH ha documentado un número de casos relacionados con lesiones oculares como resultado de las acciones de Carabineros, principalmente como resultado de los disparos de escopetas antimotines, pero también unos casos debido al uso de irritantes químicos, en particular gases lacrimógenos y, algunos casos, por los impactos de los cartuchos de gas lacrimógeno".

En la misma línea, y tras recopilar y documentar varios casos de víctimas, los observadores de la oficina de la alta comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, apuntan que "muchos perdigones disparados por escopetas antidisturbios penetraron en el cuerpo y por ende hay razones fundadas para creer que fueron disparados a corta distancia. Del mismo modo, la gran cantidad de lesiones en los ojos o la cara también indican que fueron frecuentemente disparadas hacia la parte superior del cuerpo. Todo esto aumentó el riesgo de lesiones oculares y otros daños permanentes graves".

 

Torturas y malos tratos

Sobre este punto, el texto señala que la ACNUDH ha recopiló información "sobre 133 actos de tortura y malos tratos. En la mayoría de estos casos, los presuntos autores son miembros de Carabineros".

Sobre las formas usadas para torturar, los observadores constataron tras las entrevistas que las más comunes incluyen "golpes fuertes con los puños; patadas; “culatazos” (golpear a alguien con la culata de un arma de fuego o con una porra), a menudo por varios agentes y en algunos casos después de que la víctima ya había sido reducida al suelo, inmovilizada o esposada".

La entidad "también documentó casos en los que se utilizaron formas severas de restricción física, incluida la asfixia, que en algunos casos resultaron en pérdida de conciencia".

Por otra parte, el documento documenta relatos "aislados de ejecuciones simuladas por parte de Carabineros y las fuerzas militares. Estos actos serían perpetrados como una forma de castigo por presuntos saqueos o por participar en las protestas, así como con el objetivo de obligar a los detenidos a abstenerse de presentar denuncias".

Sobre los lugares donde se cometieron los actos de tortura, los observadores constataron y reprodujeron que "muchos de los casos generalmente ocurrieron en lugares sin cámaras de vigilancia, como inodoros o áreas de bodegas al lado de los centros de detención, depósitos o escaleras. En muchos casos, los autores, especialmente Carabineros, no llevaban cintas con su nombre en la ropa y/o tenían la cara tapada. En algunos casos, miembros de Carabineros habrían alterado sus nombres en sus uniformes".

Violencia sexual

Respecto de las denuncias de violencia sexual la ACNUDH dijo haber recopilado detalles de 24 casos, 14 contra mujeres; seis contra hombres, tres contra niñas y un niño en el contexto de las protestas.

"La violencia sexual reportada a la ACNUDH incluyó violación, amenazas de violación, tratamiento degradante (como ser forzado a desnudarse), comentarios homofóbicos o misóginos, golpes o actos que causan dolor en los genitales y manoseos. Algunos de este tipo de tratamiento puede constituir tortura o tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes".

En la misma línea se detalla que "en todas las regiones visitadas, mujeres y adolescentes mujeres informaron que, durante la detención en las comisarías, a menudo se las obligaba a desnudarse y a hacer sentadillas", además de haber sufrido amenazas de violación  insultos y comentarios degradantes de naturaleza sexual por parte de miembros de Carabineros.

Lo anterior, considerando que en marzo 2019, Carabineros revisó sus protocolos sobre el uso de la fuerza y el manejo de las asambleas e incluyó la prohibición de desnudamientos forzados.

También se destaca que "la ACNUDH documentó dos casos de violación presuntamente cometida por Carabineros y el Ejército, perpetradas contra hombres".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo