¿Escaños simbólicos, voto a los 16? Las propuestas para asegurar la participación de niñas y niños en la nueva Constitución

Desde un espacio simbólico en la convención constituyente, o rebajar la edad para participar en el plebiscito, organizaciones piden que el Congreso asegure la participación de los más chicos en la nueva Constitución

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Gabriel Arce

En medio del quebradero de cabeza que ha resultado en el Congreso la indicación para asegurar la participación paritaria y los escaños indígenas en el proceso constituyente, varias voces indican que aún falta un grupo importante e históricamente postergado para integrar: la infancia.

La oposición insinuó la idea de llevar a discusión la reducción a 16 años para participar del plebiscito por la nueva Constitución, ya sea en el del entrada o salida. Sin embargo, el Gobierno no lo ve con buenos ojos. “Va más allá del contenido del acuerdo”, dijo el ministro de la Segpres, Felipe Ward.

Pero algunas organizaciones no creen que sea imposible, y además del voto, ven con buenos ojos la posibilidad de "escaños simbólicos" en la convención constituyente o laboratorios políticos para influir en la conformación de la nueva carta magna. Eso sí, dicen que será difícil de conseguir.

"Entregamos estándares internacionales de DD.HH. al Congreso y experiencia internacional, donde precisamos que desde los 16 años ya se puede votar. Es una alternativa que promueve que los jóvenes se sientan partícipes, que se comprometan con la institucionalidad democrática", relató a Publimetro Patricia Muñoz, Defensora de la Niñez.

La discusión sobre el voto a los 16 no tuvo buen término en el Senado, sin embargo, Muñoz supone que una posible discusión en la Cámara podría "hacer que prospere".

Desde la Defensoría además preparan procesos de participación de niños, niñas y adolescentes, para sistematizar las demandas y entregarlas como insumo a los miembros de la convención constituyente.

Por su parte, José Andrés Murillo, director ejecutivo de la Fundación para la Confianza, ve con buenos ojos la posibilidad de "escaños simbólicos", que aseguren uno o dos cupos para adolescentes de entre 16 y 18 años.

"Los últimos años estamos marcados por la explosión social originada por niños, niñas y adolescentes, no solamente en el mundo político. Uno debe tomar riesgos para poder generar instancias de participación real, porque no puedo cerrar la puerta a quienes pueden aportar simplemente porque me parecen amenazantes", opinó a Publimetro.

La posibilidad de escaños, donde infantes al menos participen como veedores simbólicos, seduce tanto a Muñoz como a Murillo. "Es una alternativa atractiva, que me encanta, pero si tenemos problemas con la paridad, me cuesta creer que tenga posibilidades reales", opina la Defensora de la Niñez.

"La adolescencia es tremendamente política y debe tener algún mecanismo de participación. Si a los 16 ya tienes responsabilidad penal, ¿por qué no?", agrega Murillo. Desde la Fundación para la Confianza, creen además necesario levantar iniciativas como la que lidera en Italia el reputado experto en educación, Francesco Tonucci.

"Son laboratorios políticos de infancia que trabajan con expertos y académicos. Ellos después presentan reformas o proyectos políticos. Si es que no van a tener voto, que (los políticos) presente otros mecanismos, pero deben tener una representación", enfatizó Murillo.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo