Central Tarapacá cesó operaciones para fortalecer agenda de descarbonizacion

La decisión de adelantar el cierre definitivo de la planta se enmarca en el contexto del acuerdo de retiro de centrales a carbón

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Agencia Uno

Este martes Enel Generación Chile llevó a cabo la desconexión y cese de operaciones de la Central Tarapacá, hito -inicialmente previsto para mayo de 2020- fue anticipado por una solicitud formal de la compañía a la autoridad.

La Central Tarapacá tiene una capacidad instalada de 158MW equivalente al 25% del total de la capacidad de plantas a carbón que tiene Enel en Chile.

“El cierre de Central Tarapacá es un paso significativo en nuestro camino por liderar la transición de Chile hacia una matriz cada vez más limpia y sostenible. Un paso más en el recorrido que comenzó hace 10 años con una apuesta por las energías renovables en Chile, que avanzó con la devolución voluntaria al Estado de los derechos de agua de proyectos que no encajaban con la realidad del país y que hoy continúa con el plan de cierre de plantas a carbón y con el compromiso de aumentar las inversiones para construir nuevos proyectos renovables y promover nuevos usos de la electricidad”, explica Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile.

Por su parte, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, valoró la iniciativa en uno de los principales ejes de su gestión.

“Este fue un año que para nuestro sector ha estado marcado por la búsqueda de acuerdos y consensos para avanzar hacia una matriz energética más sustentable, primero con el acuerdo público privado que llevó al Plan de Descarbonización de la Matriz Energética, y al reciente anuncio de cuatro nuevas centrales que adelantarán su plan de salida, especialmente en zonas industrialmente saturadas”., afirmó.

La descarbonización forma parte de los pilares estratégicos del Grupo Enel. La decisión de adelantar el cierre definitivo de la planta se enmarca en el contexto del acuerdo de retiro de centrales a carbón, suscrito con el gobierno de Chile a través del Ministerio de Energía. La compañía recibió la autorización por parte de la Comisión Nacional de Energía el 26 de julio de 2019.

“Hemos asumido un compromiso de cambiar nuestra matriz energética y hacerlo de manera sostenible. En este sentido la preocupación por nuestros trabajadores ha estado en el centro del proceso. A todos quienes trabajaban en Central Tarapacá les ofrecimos un plan de reubicación en otras áreas de la compañía, incluso en algunos casos en otras empresas del grupo en Chile. Para nosotros ha sido fundamental este trabajo para que el cierre de centrales cause el menor impacto posible en sus vidas”, aseguró Michele Siciliano, gerente general Enel Generación Chile.

Con las 43 personas que cumplían distintas labores en la Central Tarapacá se hizo un trabajo uno a uno, considerando su situación personal y familiar, su experiencia y su motivación. Fruto de este trabajo le fueron ofrecidas a cada persona oportunidades de reubicación tanto en la misma empresa como en otras empresas del grupo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo