El inevitable efecto en Chile de la pelea de Trump con Irán

Petróleo ha experimentado alzas moderadas tras el ataque de EEUU a Irán y la posterior respuesta del país árabe, pero expertos aún no ven que valor del crudo se dispare afectando aún más al costo de las bencinas en Chile, golpeado las últimas semanas por el alza del dólar.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Pablo Contreras Pérez

El mundo nuevamente se pone tenso ante los aires bélicos que surgieron tras el ataque de EEUU a Irán, con la muerte del general de alto rango iraní Qasem Soleimani. Más allá de los temores de una escalada militar entre ambos países, usted se preguntará ¿en qué me afecta a mí estando tan lejos? Si tiene auto, mucho.

Y es que el valor del barril del petróleo Brent (mercado europeo), llegó a superar los US$70, valor que no alcanzaba desde mayo pasado. En tanto, el barril WTI de Texas –referente para los precios de los combustibles en Chile- superó los US$63, no visto desde abril.

Solo como dato, hay que recordar que practicamente 97% del petróleo que se consumo en Chile es importado, por lo que si el valor del crudo sigue escalando, el costo de la vida en general se puede ver afectado, ya que no solo impacta en quienes tienen que cargar el estanque.

“Si aumenta el precio (del crudo), veremos afectada la inflación, en alrededor de un punto, por el traslado de la mercadería por todo Chile, va afectar el transporte cotidiano”, subraya Bárbara Valenzuela, economista y académica de la Escuela de Negocios de la U. Mayor.

Además, el efecto viene también por el lado del dólar, que ya ha traído dolores de cabeza, pero que venía a la baja tras la intervención del Banco Central. Según explica Cristián Echeverría, director del Centro de Estudios en Economía y Negocios de la U. del Desarrollo, si coincide una alza mayor del petróleo y una baja del cobre, “las dos cosas son adversas para la economía y presionan al tipo de cambio”.

$13

promedio subió el valor de la bencina de 93 octanos en la Región Metropolitana entre octubre y diciembre de 2019. Este jueves se ubicará en torno a $846 por litro, según información de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Hablando netamente del efecto en las bencinas, cabe recordar que cuando el dólar se disparó llegando a $829 en noviembre, el ministro de Hacienda reconoció que pidió a Enap no traspasar al consumidor las alzas, luego de que durante cuatro semanas el costo de los combustibles se mantuviera congelado. ¿Se podría aplicar la misma medida si el conflicto bélico se agrava y el crudo se dispara?

Valenzuela dice que, de suceder, “va a llegar a un punto que lo va a que tener que traspasar igual”. En tanto, Echeverría es contrario a esta idea y apunta a que “no se le puede pedir a una empresa, aunque sea del Estado, que asuma el costo” y recalca que “la plata tiene que salir de alguna parte”, lo cual ve difícil debido a la cargada agenda de demandas sociales que hay actualmente. Ambos coinciden en que debe seguir el Mepco para contener las eventuales alzas bruscas.

Cabe señalar que las bencinas en Chile vuelven a subir este jueves, por séptima semana consecutiva, en $6 por litro.

A cuánto puede llegar

Pese a la preocupación que cunde, el barril del petróleo sí, ha subido, pero no de manera exagerada. De hecho, está lejos aún de los US$140 de hace diez años en plena crisis internacional. Es más, al cierre de esta edición, el barril WTI caía de los US$60, tras las declaraciones de Donald Trump en las que no hizo alusiones a  nuevas acciones militares, luego que Irán atacara bases estadounidenses en Irak.

¿Por qué los mercados internacionales aún no reaccionan a un nivel similar de hace una década? “Yo creo que una de las cosas que puede estar pasando es que se venía de un descenso de la economía mundial. Si tuviéramos una economía en crecimiento, se necesitaría más petróleo, pero hemos tenido ralentización, por lo tanto, la demanda de petróleo es menor”, afectando su precio, explica la académica de la U. Mayor, experta en economía internacional.

En tanto, Echeverría recalca que los mercados han ido asumiendo desde antes estas tensiones entre ambos países. “Se ha venido internalizando gradualmente desde que llegó Trump”, dice.

Por otro lado, estima que, aunque no imposible, ve complicado que este conflicto llegue a un enfrentamiento directo. “Por ahora, aparentemente, los mercados entienden que si bien es una escaramuza, lo que queda claro es que Irán no está en condiciones de hacer una represalia masiva frontal”.

De todas maneras reconoce que ante cualquier agravamiento de la situación “los mercados son rápidos en reaccionar”. Así, subraya que “si hay un ataque a un portaaviones norteamericano esta noche, el petróleo puede subir 20 o 30 dolares”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo