Publicaciones en medios internacionales y análisis a "chalecos amarillos" franceses: qué hace la empresa que entregó el polémico informe Big Data ligado ahora a Luksic

Información de portal Interferencia ahora liga el cuestionado reporte a la empresa Quiñenco, donde el nexo habría sido el ex ministro Rodrigo Hinzpeter.

Por Publimetro

Cuando ya la polémica había quedado atrás, el famoso informe Big Data, que entre otras cosas apuntó a los fanáticos del K-pop como influenciadores en el estallido social, vuelve ser objeto de análisis al conocerse que el reporte habría sido entregado por Quiñenco al Gobierno.

Cabe consignar que dicha empresa es controlada por Andrónico Luksic fue la que habría encargado el cuestionado documento y se lo habría hecho llegar al Ejecutivo, ni más ni menos, que mediante Rodrigo Hinzpeter, ex ministro del Interior y Defensa durante la primera estadía de Sebastián Piñera en La Moneda, y actual ejecutivo de dicha firma.

Así lo consiginó información publicada por el medio electrónico Interferencia, donde se indica que la entrega del informe se habría presentado en una reunión especial de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) el pasado 2 de diciembre, en la que habrían participado el propio Hinzpeter, un representante de empresa que realizó el reporte Alto Data Analytics y el ex subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

Fue La Tercera la que dio a conocer que este informe fue realizado por Alto Data Analytics, empresa con sede en Madrid, España. Pero ¿qué hace esta empresa? ¿Le hace justicia este cuestionado reporte a su trayectoria y oferta de servicios?

"Nuestro mejor software y conocimientos combinan velocidad, objetividad y creatividad, capacitando a las organizaciones más grandes del mundo con la inteligencia para tomar mejores decisiones en escenarios complejos", dice de entrada su página web.

Con sedes también en Washington DC y Sao Paulo, la compañía se plantea con la capacidad de ofrecer soluciones para problemas diversos como preocuparse por la reputación de una marca y su reputación, desinformación y noticias falsas, pero también indican que son capaces de analizar el "debate político, opinión pública, polarización y análisis de disturbios sociales". ¿Fue ese servicio el que sirvió como base para el informe BigData?

Particularmente en en esta solución que ofrecen, señalan que "Alto significa aprovechar los análisis topológicos avanzados y los análisis de datos en red para analizar miles de millones de puntos de datos, proporcionando a nuestros clientes la inteligencia que necesitan para mapear y comprender controversias y debates públicos". En ese sentido, recalcan que "el espacio digital es el nuevo escenario para organizaciones políticas, instituciones públicas, activistas y grupos de defensa para crear conciencia sobre su agenda o causa".

Según publica en su propio portal, ha trabajado con reconocidos medios internacionales como los españoles El País y Rtve, los británicos Financial Times y The Guardian, el francés Le Monde, los estadounidenses Cnbc y The Washington Post, y hasta con el Foro Económico Mundial.

Las protestas en Francia

La empresa Alto analizó las protestas de los "chalecos amarillos", pero de los franceses, protestas que se sucedieron sin parar durante varios meses. En su página, la firma expone el análisis que hizo del fenómeno cuando comenzó, reporte que dio a conocer en febrero de 2019.

El trabajo según señalan, se basó en una recopilación de datos del 13 de noviembre al 19 de diciembre de 2018 de todo el mundo, pero en francés. Lo que se analizó  incluyeron 11.510.953 resultados de 1.053.427 autores que crearon 538.269 conversaciones diferentes en plataformas de medios sociales y digitales como Twitter, Facebook, YouTube, Instagram, blogs, foros y otras comunidades digitales, incluidos los usuarios que comentan las noticias de los medios que cubren el desarrollo temprano del movimiento de los chalecos amarillos.

"El análisis de Alto se centra en comprender el papel y la influencia digital de los políticos, la sociedad civil, las plataformas de medios sociales y digitales en la configuración del debate público sobre el movimiento de los chalecos amarillos", puntualizan.

Como primera conclusión, indicaron el movimiento efectivamente no se asociaba a alguna ideología política particular, aunque luego señalan que "nuestra investigación muestra cómo los grupos de derecha e izquierda aprovecharon la oportunidad para atacar al gobierno de Macron y vincular las ideologías con el movimiento".

El análisis de la firma, particularmente de Twitter, identificó cinco comunidades que participaron del debate: apoyo de chalecos amarillos (52,8% de autores), impulsado principalmente por ciudadanos y no suscrito a ideologías políticas y que denunció la violencia policial y criticó al gobierno; partidarios de Macron (15,3%), que empatizó con las protestas y al mismo tiempo defendió al gobierno; iniciativa de chalecos amarillos (13.8%), que se centraba en la demanda sobre los precios del combustible (que  dio origen a este movimiento)y que también denuncian la violencia policial; comunidad de derecha (8.3%), quienes criticaban al gobierno y culpaban a la izquierda por episodios violentos; y los nuevos medios (7,9%).

Por otro lado, el reporte terminó concluyendo que "el descontento social y el intenso debate público y político sobre el movimiento de los chalecos amarillos arrojó ideas sobre una pequeña minoría de usuarios que también influyeron desproporcionadamente en la conversación pública, como la influencia elevada de medios extranjeros como RT y Sputnik". Alto destaca que esta investigación sobre los chalecos amarillos franceses fue publicada por medios como El País de España , La Repubblica y La Stampa de Italia , Taggeschau e Wired Italy , entre otros.

Además, durante 2019 también realizaron otras investigaciones como el Análisis de desinformación: Pacto de Migración de las Naciones Unidas -que Chile no suscribió- y un análisis de las elecciones parlamentarias europeas, "con el objetivo de comprender el debate público e identificar cualquier campañas de desinformación que buscan interrumpir y distorsionar las conversaciones digitales en la esfera pública", explica la empresa en su portal.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo