Coronavirus: China ya atiende pacientes en hospital construido en 10 días y cifra de infectados supera los 17.300

El virus ya ha dejado 362 muertos.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Camilo Henríquez

Los primeros pacientes llegaron el lunes a un hospital especializado construido en sólo 10 días como parte de los intensos esfuerzos de China para combatir un nuevo virus que ha dejado 362 muertos y más de 17.300 personas infectadas en el país y el extranjero.

El hospital de Huoshenshan y una segunda instalación con 1.500 camas que abrirá esta semana fueron erigidos por cuadrillas que laboran tres turnos en Wuhan, la ciudad en el centro de China, donde se detectó en diciembre el brote por primera vez.

La mayoría de los 11 millones de habitantes de la ciudad tienen prohibido salir de la región.

Los centros de atención de Wuhan son la segunda vez que el gobierno chino responde a una nueva enfermedad con la construcción de hospitales especializados casi de la noche a la mañana.

Cuando el síndrome respiratorio agudo grave (SARS por sus siglas en inglés) se propagaba en 2003, una instalación especial para pacientes con la enfermedad viral fue construido en una semana en Beijing.

Los primeros pacientes llegaron el lunes a las 10 de la mañana al hospital de Hushenshan, según la prensa estatal. Los despachos se abstuvieron de facilitar identidades o condiciones de los pacientes.

En otra ciudades en China, el gobierno ha designado hospitales para que atiendan los casos del nuevo virus.

coronavirus AP

En Beijing, el hospital Xiaotangshan construido en 2003 para atender casos de SARS está siendo renovado. Las autoridades no han dicho si podría ser utilizado para el actual brote.

China envió a trabajadores médicos y equipo a su recién terminado hospital de 1.000 camas para tratar a las víctimas del nuevo virus.

La reapertura de escuelas también fue demorada para impedir que el virus se extienda más en la provincia central de Hubei, la más golpeada, donde el hospital especializado en la ciudad de Wuhan fue erigido en sólo 10 días. Se está construyendo un segundo hospital con 1.500 camas.

En una ciudad las restricciones fueron endurecidas aún más al permitir que sólo un familiar pueda salir a adquirir comestibles cada dos días.

Equipos médicos del Ejército Popular de Liberación seguían llegando a Wuhan para relevar a los abrumados trabajadores sanitarios de esta ciudad, la capital provincial, y para trabajar en el nuevo hospital, localizado en la campiña lejos del centro de la urbe. Tomas de video difundidas por la televisora estatal CCTV mostraban pabellones prefabricados equipados con equipo médico de vanguardia y sistemas de ventilación.

Zhong Nanshan, destacado epidemiólogo chino, dijo que el tener espacio adicional en los hospitales es crucial para detener los contagios.

“La falta de habitaciones de hospital obligó a la gente enferma a volver a sus casas, lo cual es extremadamente peligroso. Así, el tener (camas) adicionales disponibles es un gran avance”, declaró al canal noticioso de CCTV, el cual opera las 24 horas.

Zhong cumplió un papel importante cuando China superó el brote de SARS de 2002-2003. El SARS es un coronavirus de la misma familia que el actual patógeno.

En un indicio de las secuelas económicas del brote, el índice compuesto de Shanghai de China se desplomó 8,7% cuando reabrió el lunes después de la festividad del año nuevo lugar.

En Hong Kong, miles de trabajadores de salud amenazaban con declararse en huelga el martes a menos de que el gobierno acepte conversaciones antes de que venza el plazo del 6 de la tarde del lunes. Hong Kong ha registrado 14 casos del virus y reducido las conexiones en avión, tren y autobús al territorio continental, pero se ha intensificado una campaña para que la ciudad semiautónoma china cierre su frontera completamente.

Los organizadores de la huelga afirman que unos 6.000 empleados médicos estaban dispuestos a participar. Hong Kong fue severamente afectada por el brote de SARS de 2002.2003 que muchos consideran se agravó debido al secreto y confusión causado por las autoridades chinas.

Corea del Sur, que tiene 15 casos confirmados, decidió poner en cuarentena a 800 soldados que visitaron en fecha reciente China, Hong Kong o Macao, o que tuvieron contacto con algunas personas, dijo la portavoz del ministerio de Defensa, Choi Hyunsoo.

En Beijing, las autoridades intentaban tranquilizar a los 1.400 millones de habitantes del país de que hay suficientes existencias de mascarillas y desinfectante, a pesar de los medios de prensa que mencionan escasez de ambos productos en partes del país.

El nuevo total de 361 muertes y 2.829 casos nuevos en las últimas 24 horas elevaron la cuenta en China a 17.205 afectados en momentos en que otros países continúan evacuando a centenares de sus ciudadanos de Hubei e impusieron restricciones de viaje que afectan a personas chinas u otras que viajaron en fecha reciente al gigante asiático.

La Organización Mundial de la Salud dijo que el número confirmado de casos continuará aumentando a medida que se efectúen los exámenes a miles de personas que presentan síntomas.

Filipinas prohibió el ingreso a todas las personas procedentes de China que no sean ciudadanas después de que se confirmaran dos casos en el país, incluida la única muerte fuera de China. Estados Unidos, Japón, Singapur, Indonesia, Nueva Zelanda y Australia han impuesto restricciones similares a pesar de las críticas de China y la recomendación de la OMS de que las medidas de ese tipo son innecesarias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo